El pasado 22 de octubre, la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Quinta de Torre Arias presentó un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid solicitando la anulación del Plan Especial y la adopción de medidas cautelares para que no se desarrolle el Plan, ni en términos de acuerdos con terceros, ni destruyendo elementos que el Ayuntamiento iinjustamente- ha calificado de no valiosos.

La Quinta de Torre Arias es una finca de 184.307 metros cuadrados situada en el número 551 de la calle Alcalá. Se trata de una finca mixta de recreo y agropecuaria que data del siglo XVI que ha llegado casi intacta hasta nuestros días con su casa señorial, sus caballerizas, una vaqueriza, perrera, pozos, norias, puentes, invernaderos, estanques…

El mal llamado Plan Especial de Protección y Ordenación para la finca Torre Arias que el pleno del Ayuntamiento, con los únicos votos del Partido Popular, aprobó el 28 de Julio pasado es, en realidad, un plan de desprotección y de expolio de lo público: segrega el palacio y las construcciones auxiliares del parque ajardinado y la finca agrícola; autoriza e impone el derribo de la vaquería, el matadero, la perrera…; permite construir un aparcamiento de 106 plazas, en superficie y subterráneo; admite modificar algunas pares del palacio para adaptarlas a “sus necesidades”.

Este plan de protección constituye un atentado contra el patrimonio todos los madrileños ya que pone las bases para la cesión de una propiedad pública a una entidad privada con ánimo de lucro, permite la destrucción de edificaciones de valor histórico artístico contenidas en la finca, y segrega una parte de la misma privándola de su conservación íntegra, lo que hace que pierda su significación histórica y cultural.

El Plan está redactado a medida de un proyecto de la Universidad de Navarra , del Opus Dei, que lleva negociando desde enero de este año con el Ayuntamiento de Madrid que le ceda los edificios de la finca para impartir cursos de postgrado.

El valor histórico-artístico de esta Quinta, está demostrado en la petición de Declaración de Bien de Interés Cultural que la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio elevó a la Dir. Gral. de Patrimonio de la Comunidad de Madrid el 7 de Julio de 2014.

Puedes leer el contenido íntegro del recurso en el fichero relacionado.