AVIB considera que, al menos en lo que se refiere al Canal de Remo, la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2016 vulnera los principios de participación ciudadana, respeto al medio ambiente, regeneración urbana y reequilibrio territorial, por lo que ha solicitado que se declare desierto el citado Concurso. La asociación vecinal sostiene que el Ayuntamiento no está ofreciendo suficiente información ni medios de participación a los vecinos en los proyectos y propuestas de Madrid 2016. Al contrario de lo que sucede con empresarios y representantes de las grandes multinacionales, “el consistorio no ha explicado sus planes a los vecinos ni ha solicitado su opinión en ningún momento”, indica. Por ello, solicita que sean atendidas sus demandas como expresión de esa ciudadanía con la que Alberto Ruíz Gallardón dice contar.

En primer lugar, las vecinas y vecinos proponen que se estudie y asegure, a través de un programa de uso futuro, la capacidad del Consistorio para mantener el Canal de Remo en funcionamiento como equipamiento social para todos los madrileños, destinado a actividades lúdicas y deportivas dirigidas a los vecinos. Pretenden que, como ha advertido el COI, no se ejecute una infraestructura, gigantesca y costosa, si Madrid no la necesita o no está capacitada para mantenerla, temiendo que quede posteriormente abandonada o infrautilizada. Por otro lado, exponen que el proyecto del Canal de Remo se asentaría a lo largo de 100 ha. (100 campos de fútbol) de zona verde, dentro del Parque Lineal del Manzanares, que se verían irremediablemente eliminadas. Esta zona es un importante corredor medioambiental donde se ubican espacios con alto valor ecológico como la ribera y cantiles del Manzanares o el Parque Regional del Sureste. De la misma forma, el Canal de Remo se llevaría por delante uno de los lugares de mayor valor cultural, histórico y social del sur de Madrid, al devastar las Terrazas del Manzanares, declaradas de Bien de Interés Cultural por la CM y el Real Canal del Manzanares, protegido por el propio Ayuntamiento de Madrid con el Nivel 1, además de afectar seriamente al Cerro de la Gavia, donde se encuentran restos históricos y arqueológicos de la época prerromana y de la Guerra Civil.

Consideran por ello que el proyecto de Canal de Remo, tal y como se ha presentado, ni respeta el medio ambiente ni propiciaría la regeneración urbana del entorno, ya que destruye una amplia zona verde de alto valor medio ambiental, histórico y cultural. Sin embargo, afirman que las depuradoras, estanques de tormentas y subcentrales eléctricas que rodean el Parque Lineal, y que son los verdaderos focos de degradación del parque, permanecen intactas, por lo que sugieren que sea en el espacio donde se localizan estas infraestructuras donde se ubique el Canal de Remo, y éstas se trasladen lejos de cualquier núcleo de población.

Además, para una regeneración urbana integral del barrio de Butarque demandan la ejecución de una estación de Metro que comunique Butarque, Parque Lineal y Canal de Remo con el resto de Madrid, y el soterramiento del by-pass M-40 a A4 que en la actualidad es una barrera urbana que separa el barrio del Parque Lineal.

Concluyen proponiendo en beneficio del reequilibrio territorial de uno de los distritos que posee menor accesibilidad y superficie de zonas verde y espacios naturales de la capital que se ejecute el Parque Lineal del Manzanares tal y como recoge el PGOUM, es decir, como un área predominantemente forestal que ofrezca al ciudadano una amplia gama de actividades culturales, recreativas y de ocio. Para ello consideran necesario la redacción de un proyecto de recuperación histórica, cultural y medioambiental del Parque que ponga en uso y en valor los espacios y elementos protegidos y lo dote con una amplia gama equipamientos culturales, lúdicos y deportivos para todos los vecinos.