El pasado mes de abril, la FRAVM registró las alegaciones al proyecto Madrid Río, un plan del Ayuntamiento de Madrid que contempla la recuperación de los bordes del río Manzanares, construir tres nuevas pasarelas, reconvertir tres puentes y plantar 2.179 árboles en la ribera fluvial. Todo ello con el objeto de dotar a la ciudad de un gran parque lineal que unirá El Pardo y Getafe e incluirá la creación de una playa junto al Matadero.

En sus alegaciones la FRAVM recoge las elaboradas por algunas de las asociaciones del ámbito. Todas ellas responden al interés de los vecinos de que el proyecto, que cuenta con una presupuesto de 53,4 millones de euros para el año 2008, contribuya a materializar una rehabilitación real de los márgenes del Manzanares y no se quede sólo en obras “de fachada”.

Hasta la fecha, las alegaciones no han recibido respuesta alguna y, dado que la comisión de Pleno del área de Urbanismo votará mañana llevar a pleno la aprobación definitiva del plan, la FRAVM solicitará una reunión con responsables del área para que explique a las asociaciones del ámbito afectado (Arganzuela, Usera, Carabanchel, Centro, Latina y Moncloa-Aravaca) qué alegaciones han considerado.

En la misma comisión, la FRAVM se interesará por el estado de los nueve expedientes de denuncia de infracciones urbanísticas en el barrio de Canillas por la Asociación Urbe y del alcance de la aceptación por la delegada de Urbanismo y Vivienda de la proposición del grupo municipal de Izquierda Unida de modificación del Plan General en el ámbito de las calles Asura, Silvano, Olimpo, Milán, Puerto de Santa María, Zacarías Homs y López de Hoyos.