La Coordinadora de Colectivos Afectados por el Pimic (CCAPimic), integrada por asociaciones vecinales y colectivos de profesionales que trabajan en el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) insiste en la necesidad de que las autoridades competentes lleven a cabo un estudio epidemiológico que determine la influencia de la actividad del centro en la casos de cáncer detectados en la Dehesa de la Villa y en Ciudad Universitaria que, a tenor de una encuesta realizada por miembros de la Coordinadora en 2003, es un 7% más elevado que el de la media de la población española.La Coordinadora registró la solicitud en el Congreso de los Diputados el pasado martes 17 de junio

Los vecinos recuerdan que la actividad de la instalación nuclear del CIEMAT conlleva el tránsito, procesamiento y almacenamiento de materiales y artefactos nucleares y radiactivos, cuyas consecuencias afectan a los cerca de 300.000 vecinos que viven en un radio de dos o tres kilómetros, en los distritos de Moncloa-Aravaca, Tetuán, Fuencarral-El Pardo y Chamberí.

Los portavoces de la Coodinadora advierten que, a pesar de que ‘se ha iniciado un largo periodo de tiempo en el que la peligrosidad de la instalación nuclear Ciemat se verá incrementada con las operaciones de descontaminación, no se nos ofrece ninguna información’.