La competición deportiva que enfrenta cada dos años a los mejores jugadores de golf de Europa y Estados Unidos no se celebrará en Tres Cantos. No al menos en el año 2018. La noticia, dada a conocer hoy por George O’Grady, director ejecutivo del Circuito Europeo de golf, ha sido recibida con alegría por las asociaciones y colectivos que forman parte de la Plataforma en Defensa de las Zonas Verdes Públicas en Tres Cantos.

“Ni la Ryder Cup Europa ni la asociación PGA de América -subrayan- se han dejado engañar ni embaucar por los cantos de sirena emitidos desde la Federación Española de Golf, el Ayuntamiento de Tres Cantos, la Comunidad de Madrid y el Consejo Superior de Deportes”. En palabras de los portavoces de la Plataforma, la candidatura tricantina para albergar en este municipio la competición deportiva incluía “infraestructuras de importancia que no contaban con autorización ambiental” ni cumplían la actual normativa urbanística del municipio madrileño. ‘La candidatura española se había proyectado directamente en una zona perteneciente a la Red Natura 2000, declarada Parque Regional por la Comunidad de Madrid y Reserva de la Biosfera por la Unesco”, recuerdan, hechos que denunciaron ante el Parlamento Europeo.

Hace escasos días, el Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO dio la razón a la Plataforma en un informe que remitió a la asociación vecinal de Tres Cantos en el que criticaba que, de construirse, el futuro campo de golf de Valdeloshielos supondría una ‘severa modificación del entorno’ y la ‘transformación de un espacio colectivo en otro de uso privativo’.

Recibida la noticia sobre el fallo del jurado, la plataforma anunció que espera que “el futuro equipo de gobierno de Tres Cantos se replantee la necesidad de realizar el antiecológico campo de golf de Valdeloshielos” y advirtió que continuará promoviendo movilizaciones hasta conseguir la ‘paralización definitiva’ del proyecto de golf en Tres Cantos.