Apenas se habían empezado a organizar para denunciar las tarifas que tienen que pagar los vecinos de Virgen del Cortijo, Las Tablas y Sanchinarro para viajar en el tren ligero, las entidades vecinales de estos barrios han logrado que el Gobierno regional integre el metro ligero en la red de metro subterráneo.

El Consorcio de Transportes tendrá ahora que hacer las modificaciones necesarias para que los metrobuses no contabilicen un viaje en metro ligero cuando previamente han sido utilizados en la red de metro.