Por ello, aprovechará la XVI Arbolada del Manolito Gafotas, todo un clásico en Carabanchel, para demandar el ajardinamiento definitivo del parque. La nueva plantación de árboles, que la entidad vecinal organiza con la colaboración de la asociación TREPA (Trabajadores Especializados en Poda y Arboricultura) comenzará a las 12:00 en la confluencia de las calles Salvador Allende y Los Morales. Como ya es tradición, los más pequeños podrán disfrutar de diversos juegos y de la representación del Romance del árbol.

Ubicado en el PAU de Carabanchel, esta zona verde de 2 kilómetros de longitud, cuyo nombre fue elegido por los vecinos y vecinas, corre paralela a la M-40, ya que en origen fue concebida como barrera natural contra los efectos visuales y acústicos que generan tanto esta autovía como la M-45. El PAU se finalizó en 2004, y el parque debería de haberse terminado ese mismo año. Se extiende desde el Colegio Ártica (lo que incluye la zona deprimida que termina en la rotonda de la M-40 con la Avda. de Carabanchel) hasta el Centro de Protección Animal ubicado en la carretera de la Fortuna, 33. En la actualidad cuenta con más de 300 árboles que la vecindad ha plantado en sucesivas arboladas, más las especies autóctonas que se han desarrollado en estos 15 años de espera. Entre estas, abundan los olmos, almendros, fresnos y arces, aunque también hay pinos, olivos, higueras, majuelos y algún álamo.

El parque cuenta también con un “manolito” (monolito de pizarra) con una placa conmemorativa del acto de inauguración vecinal, que tuvo lugar en 2006.

La zona verde ha sufrido diversos incendios en la época estival, algunos de especial magnitud debido, a tenor de los vecinos, a su falta de mantenimiento. Por ello esperan que, por fin, este año, antes de que la hierba y los arbustos menores se sequen, se ajardine de una vez por todas el parque y comience a ser regular y adecuadamente mantenido y conservado.