Los movimientos feminista y vecinal de Madrid lloran aún la muerte de una de sus principales exponentes, una persona con una energía desbordante que se empeñó hasta el último minuto de su existencia en hacer de nuestros barrios, pueblos y ciudades lugares más justos e igualitarios.

Con el fin de fomentar el asociacionismo de las mujeres e impulsar espacios de mujeres en los barrios y colectivos vecinales, Lourdes jugó un papel esencial en la creación, en 1992, de la Asociación Mujeres Vecinales de Madrid, iniciativa que surge de la llamada Comisión de la Mujer de la FRAVM. Fue presidenta de esta entidad durante años, como también lo fue del Grupo de Mujeres de Carabanchel, uno de los colectivos que formaban parte de Mujeres Vecinales.

Con Mujeres Vecinales, Lourdes extendió en el movimiento vecinal batallas como el derecho al aborto, a una conciliación efectiva de la vida laboral y familiar, a la igualdad en el ámbito laboral y social y, por supuesto, la lucha contra la violencia machista en todas sus dimensiones. Con ellas, impulsó cada año la celebración del 25 de Noviembre, Día Internacional del Fin de la Violencia Contra las Mujeres, y del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, así como incontables concentraciones y manifestaciones, jornadas de debate y todo tipo de actos en pro de la igualdad entre hombres y mujeres.

Lourdes también formaba parte del Foro de Madrid contra la Violencia a las Mujeres, que se puso en marcha en 1996 a raíz del brutal asesinato de la andaluza Ana Orantes. Desde ese año y hasta su muerte, Lourdes participó en las concentraciones que el día 25 de cada mes organizaba el Foro en la Puerta del Sol de Madrid contra la violencia machista.

En 2002 Lourdes también participa en la creación del Consejo de Mujeres de Madrid, organismo municipal que presidió durante 19 años y que tiene el objetivo de incorporar la perspectiva de género en las políticas del Ayuntamiento. Se trata de un importante órgano de participación y representación que hoy agrupa a 50 asociaciones de mujeres.

Por su importante papel en el Consejo y en la lucha por la igualdad en la ciudad de Madrid, el pasado mes de marzo las asociaciones feministas organizaron un homenaje a Lourdes Hernández en el Palacio de Cibeles. En el acto, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, llevó el cariño y reconocimiento del movimiento vecinal de la ciudad a su compañera.

Y es que Lourdes no solo ha sido una importante figura del feminismo madrileño. También lo ha sido de las asociaciones vecinales de Carabanchel y de Madrid. Presidenta del colectivo de su barrio, la Asociación Vecinal de General Ricardos, y de la Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel durante muchos años, protagonizó mil y un peleas en su distrito. Peleas como la apertura al público de la Quinta de Vistalegre, el uso civil del Hospital Militar Gómez Ulla, la aprobación de Planes Especiales de Inversiones de ámbito distrital o la celebración de la Semana del Cine Español en Carabanchel, uno de sus mayores logros. Este año, el “hecho cultural más importante que se celebra en nuestro distrito”, según sus propias palabras, desarrolló con éxito su 39ª edición. La edición del año anterior fue la última en la que Lourdes pudo estar presente.

Tras su fallecimiento, el delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, anunció que propondría que el nuevo Espacio de Igualdad de Latina llevase el nombre de Lourdes Hernández en reconocimiento a su “lucha incansable por la igualdad”, una medida que saludamos.

Muchas gracias por todo, compañera. Que la tierra te sea leve, querida Lourdes. Y que tu coherencia de vida y compromiso guíe nuestros pasos.