La Asociación de Vecinos Barriada de San Fermín lo había anunciado ya mucho tiempo antes de que el Ayuntamiento de Madrid inaugurara, en abril de 2009, la Caja Mágica, una instalación deportiva con capacidad para 20.000 personas: “la avalancha de espectadores que los grandes eventos atraerán a San Fermín inundará de coches nuestro barrio”. En efecto, apenas dos semanas después de la inauguración, el 13 de mayo de 2009, decenas de coches ocupaban calzadas, aceras y espacios reservados a taxis durante la celebración del Master Series de tenis mientras los vecinos eran multados por no encontrar una plaza libre.

Dos años después y, a pesar de la puesta en marcha de una línea especial de autobuses que facilita el acceso de los espectadores al complejo deportivo desde la plaza de Legazpi, los problemas continúan. “Hay gente que sigue empeñada en acudir en coche y el parking de la Caja Mágina no está bien señalizado, por lo que los conductores acceden al complejo desde la avenida de Andalucía y, al no encontrar el parking, buscan una plaza libre en nuestras calles. Algunos espectadores llegan a aparcar en el carril bici, pero somos los vecinos quienes estamos siendo multados. A todo esto hay que añadir –lamenta–, el caos que provocan los cortes y desvíos de tráfico que ordenan durante la competición deportiva. Es el tercer año consecutivo que sufrimos las consecuencias de la mala planificación del área de Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento”.

Por todo ello y “a instancias de nuestras vecinas y vecinos”, la AV Barriada de San Fermín ha convocado una asamblea para el domingo 8 de mayo a las 12h en el frontón situado junto a la Caja Mágica, en el Camino de Perales. Allí decidirán si convocan una concentración que coincida con la final del evento deportivo.