Las doce entidades -ocho vecinales, dos de mujeres y dos culturales- que forman parte de la Coordinadora Asociaciones de Carabanchel acordaron ayer dar continuidad a su calendario de movilizaciones para exigir la firma inmediata del acuerdo de cesión del hospital militar Gómez Ulla a la red sanitaria pública madrileña para convertir el centro en el hospital de referencia de la población del entorno.

Tras darse cita, la pasada semana, con el Secretario de Defensa, Constantino Méndez, la Coordinadora de Carabanchel está en estos momentos a la espera de ser recibidos por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre y el consejero de Sanidad, Fernandez-Lasquetty al objeto de conocer de primera mano los términos de las negociaciones que ambas partes están llevando a cabo”.

“Tras 20 años de lucha -afirma Lourdes Hernández, portavoz de la Coordinadora-, no estamos dispuestos a que la cesión quede, como en anteriores ocasiones, en agua de borrajas. Este acuerdo -añade- es hoy más necesario que nunca ya que, en la actualidad y, mientras duren las obras del ala norte del Clínico -recuerda-, miles de vecinas y vecinos de Carabanchel y Latina están obligados a trasladarse, en ocasiones a varios kilómetros, para acudir a un hospital”.

La Coordinadora solicitará, asimismo, a las administraciones que los terrenos del antiguo penal de Carabanchel en los que el Ejecutivo regional había programado la construcción de un hospital privado sean destinados a equipamientos sociales “de los que nuestro distrito -insisten- está tan necesitado”.

La manifestación convocada partirá el próximo 24 de junio a las 19.30h de Vista Alegre y finalizará en la glorieta del Ejército.