Vox pretendía borrar las figuras de dos maestras y tres integrantes del movimiento vecinal, dos de las cuales siguen vivas: Áurea Ramos, maestra jubilada, y nuestra querida Margarita Rodrigo, histórica dirigente vecinal de 75 años y alma mater de la Asociación Vecinal La Unión-UVA de Vallecas. Finalmente, los votos de Más Madrid y PSOE y la abstención de Ciudadanos y PP sirvieron para tumbar la proposición. Mientras se celebraba la sesión plenaria de la junta, varias decenas de personas se concentraron a las puertas del edificio municipal en defensa de un mural que fue impulsado por el Colectivo Kontracorriente.

A continuación reproducimos el comunicado elaborado con motivo de la concentración, que fue suscrito por numerosos colectivos y agrupaciones, las asociaciones vecinales de Villa de Vallecas y la FRAVM, entre ellas. Larga vida a las “imborrables vallecanas”.