El próximo 14 de enero a las 11.45h., la vecina de Vallecas, Nieves Menéndez y sus dos hijos de 11 y 7 años serán desalojados de la vivienda que ocupan en el número 30 de la calle Campo de la Paloma al hacerse efectiva una orden de desahucio por el impago del alquiler, del que se había hecho responsable su ex compañero.

Nieves Menéndez ha solicitado una vivienda del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) que, a punto de vencer el plazo de ejecución del desahucio, no ha respondido a la solicitud.

El pasado viernes 8 de enero, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) solicitó al consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Madrid (EMVS), Juan José de Gracia; al director Gerente del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), José Antonio Páramo y a Eva Durán, concejala presidenta de la Junta Municipal de Puente de Vallecas, que se interesen por el caso concreto de Nieves Menéndez poniendo a su disposición los servicios y recursos necesarios para impedir el desahucio de la familia. Tal situación, recuerda la FRAVM, constituye un descarnado ejemplo de la situación que, en la actual coyuntura económica, sufren miles de familias en la región de Madrid, en la que cerca de 500.000 personas se encuentran en situación de desempleo, así como otras muchas que, contando con un sueldo, no llegan a fin de mes.

Por todo ello, la Federación vecinal urge a las administraciones central, regional y local a que agilicen los trámites necesarios para que las familias más necesitadas, en especial aquellas que cuentan entre sus miembros a menores y personas dependientes, puedan acceder con la máxima celeridad a los servicios y recursos públicos a fin de mitigar los estragos que la crisis económica está provocando en la región y extender, lo más posible, la cobertura social de la ciudadanía madrileña.