Medidas muy concretas que emanan de las necesidades de los distritos más desfavorecidos, aquellos que se encuentran debajo de la llamada diagonal de la desigualdad, al sur de la A-2 y la A-5, y que son fruto de un intenso proceso de concertación entre la FRAVM y sus asociaciones y el Ayuntamiento y los agentes citados. En este marco de diálogo, de las 273 medidas que se presentaron inicialmente fueron seleccionadas 237, y finalmente el documento recoge las 69 propuestas consideradas prioritarias.

El presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, fue el encargado de presentar el acto de ayer, así como una selección de estas medidas, que, según sus palabras, hoy por hoy suponen una “ambiciosa pero imprescindible” hoja de ruta que deberá cristalizar en el próximo mandato municipal en forma de un cronograma de actuaciones dotado económicamente. Tal y como expuso ante una sala abarrotada, llena de representantes de las asociaciones vecinales y de los Foros Locales de Latina, Carabanchel, Usera, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas, Vicálvaro, Moratalaz y San Blas-Canillejas, las medidas que recoge el documento de la Oficina están divididas en siete estrategias “que conducen al objetivo central de corregir de los desequilibrios históricos que afectan” a esta zona de la capital. Son las siguientes:

– Regeneración ambiental del sur y el este.

– Un nuevo escenario para la cultura y el deporte.

– Recuperación económica e industrial.

– Una nueva movilidad apoyada en el transporte público.

– Recuperación del espacio público, promoción de vivienda pública y rehabilitación del parque de viviendas.

– Nuevas estrategias para la promoción social, el desarrollo comunitario y la atención social.

– Fortalecimiento de la enseñanza pública y vinculación con las universidades.

Dentro de la primera estrategia, destacan propuestas como la creación de un corredor ecológico que una las cuentas de los ríos Manzanares y Jarama hacia el este, poniendo el valor su riqueza paisajística, ambiental, cultural y arqueológica; y el reparto, con otras zonas de la ciudad, de las infraestructuras de gestión y eliminación de residuos, que hoy en día se concentran casi exclusivamente en el Sureste. Esto pasa, entre otras cosas, por reducir la actividad de Valdemingómez y cerrar la depuradora de La China, con objeto de avanzar hacia “un nuevo reparto territorial que garantice la corresponsabilidad de toda la ciudad en la recogida, acumulación y tratamiento y asumiendo los planteamientos de la economía circular: reducción-recuperación-reutilización-reciclaje”.

Otras líneas de actuación prioritarias son la mejora de la limpieza viaria y el mantenimiento de parques y jardines en los nueve distritos del Sur y Este hasta alcanzar los recursos y estándares de calidad del resto de distritos, así como la recuperación como zonas de esparcimiento de espacios hoy degradados como el Cerro Almodóvar y las lagunas de Ambroz.

En el campo de la movilidad, la FRAVM reclama una línea de autobús circular, la M-35, con plataforma reservada, que una los distritos de Latina, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz y San Blas-Canillejas; la prolongación de las líneas 2 y 11 de Metro; la ampliación de aparcamientos para residentes y la extensión de BiciMad a la periferia.

Por otro lado, el documento de la Oficina del Sur y el Este, que desde el primer momento ha contado con el impulso decidido del Área de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social del Ayuntamiento de Madrid, incluye la propuesta de creación de una Agencia de Desarrollo Local, “concebida como un espacio de coordinación de los agentes económicos, sindicales, vecinales, universidades y administraciones públicas”, que busque generar “circuitos de formación y empleo, adaptando la formación a las demandas específicas del mercado de trabajo”, “coordinar políticas públicas de rehabilitación y mejora del espacio urbano con actividades formativas y de asesoramiento y acompañamiento para la creación de empresas” y diseñar “acciones concretas de apoyo al tejido económico y comercial existente”. En esta área, resulta clave la reactivación de los polígonos industriales de Villaverde, Vallecas, La Atayuela, Vicálvaro o El Cañavera.

Respecto a la recuperación del espacio público y la vivienda, la Oficina propone una intervención en las zonas interbloques abandonadas; la promoción de vivienda pública en régimen de alquiler a precios sociales; la rehabilitación del parque de viviendas duplicando el presupuesto del Plan MAD-RE y una distribución de los realojos que no incremente la carga en los distritos del Sur y Este.

En cultura y deporte, las asociaciones vecinales apuestan por ampliar la oferta y variedad en los nueve distritos más vulnerables de la ciudad, potenciando y protegiendo fenómenos existentes como el Polígono ISO de Carabanchel, que actualmente aloja decenas de iniciativas artísticas, y creando núcleos para la práctica del deporte base en centros estratégicos como La Peineta y la Caja Mágica.

Además, demandan más recursos materiales y humanos en servicios sociales y la mejora del servicio de teleasistencia, así como de los dispositivos de atención a la infancia y a la adolescencia.

Por último, el documento incluye medidas destinadas a fortalecer la enseñanza pública como la mejora de los entornos y patios escolares, la ampliación de la oferta en Formación Profesional, más recursos para el alumnado de necesidades especiales y diversidad, un nuevo impulso de la educación de personas adultas y una mayor permeabilidad entre las universidades y los distritos del Sur y Este.

Precisamente el impulso de la educación y la lucha contra el fracaso escolar es una línea de la Oficina que la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, destacó ayer en el cierre del acto de presentación del plan de medidas. Antes de ella, mostró su apoyo al proceso de la estrategia por el desarrollo del Sur y Este Ignacio Merino, director general de Administración Local de la Comunidad de Madrid, administración imprescindible para que resulte un éxito.

Amplio apoyo a la estrategia del Sur y Este

La presentación de ayer mostró con nitidez un logro indiscutible del movimiento vecinal y de la FRAVM: la implicación de las administraciones, el mundo de la academia, los partidos políticos y los agentes sociales en un proceso que arrancó el 16 de junio de 2018 en una jornada celebrada en la Caja Mágica de San Fermín (Usera) a propuesta de la llamada Asamblea por los Barrios del Sur y Este.

Así, tras la intervención del representante de los Foros Locales, Luis Miramón, que precisamente dio cuenta de las etapas y estructura de este proceso, la periodista de la cadena SER Elena Jiménez dinamizó dos mesas de diálogo. En la primera participaron Jaime Cedrún, secretario general de CCOO Madrid; Luis Miguel López Reillo, secretario general de UGT Madrid; Francisco Pascual, representante de la CEIM; Diana Benito, directora de Estrategia de la Universidad Rey Juan Carlos y Amador González, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación y Coordinador de Campus Sur de la Universidad Politécnica de Madrid. En la segunda lo hicieron Ignacio Murgui, delegado del Área de Coordinación Territorial y Cooperación Público–Social del Ayuntamiento; Purificación Causapié, portavoz del Grupo Municipal Socialista; Silvia Saavedra, concejala del Grupo Municipal de Ciudadanos y Orlando Chacón, concejal del Grupo Municipal del PP. Todos ellos, de una u otra forma, han participado en un proceso de concertación que en los últimos cinco meses, desde la creación de la Oficina del Sur y Este, se ha desarrollado a partir de la actividad de ocho grupos de trabajo temáticos.

La mayor parte del equipo de Gobierno municipal acudió ayer al acto de la Caja Mágica. Junto a las y los delegados de áreas Ignacio Murgui, Jorge García Castaño, Rita Maestre, Pablo Soto, Marta Higueras, Inés Sabanés y Javier Barbero estuvieron presentes los y las concejales de distrito Marta Gómez, Esther Gómez, Guillermo Zapata, Francisco Pérez, Rommy Arce, Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez. También acudieron a la invitación de la FRAVM varios concejales del Grupo Municipal Socialista.

Durante la presentación, Quique Villalobos recordó la figura de Andrés Cabrera, histórico y muy querido dirigente vecinal de Canillejas que falleció el pasado domingo.

Junto al plan de actuaciones, el documento de la Oficina del Sur y Este, cuya creación se aprobó en el pleno del Ayuntamiento del pasado 25 de octubre, incluye un clarificador informe de diagnóstico que da fe de la enorme distancia económica y social que hoy existe entre los distritos del Sur y Este y el resto de la ciudad. No en vano, ocho de los nueve distritos del Sur y Este ocupan las primeras posiciones del índice de vulnerabilidad de la capital.

Puedes descargarte el Documento Estratégico de la Oficina del Sur y Este en el siguiente enlace.

Si te perdiste el acto en Cibeles, aquí te dejamos el vídeo íntegro.

Imágenes: Álvaro Santamaría