“Hartos de ser ignorados por las administraciones madrileñas”, los vecinos de Butarque (Villaverde) han seguido los pasos PAU de Vallecas y han elevado a la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid una denuncia por los malos olores que emite el Parque Tecnológico de Valdemingómez.

“Con demasiada frecuencia –explican los portavoces de la entidad–, el barrio de Butarque se impregna de un mal olor muy fuerte” que “se intensifica por la noche” y “es mucho más fuerte en los meses de verano, lo que complica más la vida a los vecinos que, en muchas ocasiones, no pueden abrir las ventanas de sus casas en los días de fuerte calor”.

Pero los vecinos de Butarque están expuestos, además, a las emisiones de las depuradoras de La China, La Gavia, y la de Butarque.“No es casualidad –advierte la entidad vecinal– que estos problemas se sufran en las mismas zonas de la ciudad”, ya que, a su juicio, el Ayuntamiento de la capital y la Comunidad de Madrid acumulan la mayoría de las instalaciones `incómodas’ en la zona sur. “Encima –denuncian– pretenden que sus vecinos aguanten sus efectos nocivos sin que los responsables pongan remedio”.

Este problema, recuerda, afecta a decenas de miles de vecinos que, en la actualidad, se encuentran indefensos ante un problema que altera de manera directa su vida cotidiana”. Por todo ello, ha denunciado la situación ante las áreas competentes del Consistorio madrileño y del Gobierno regional y ha dado traslado de la queja al Defensor del Pueblo y a la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid.