El pasado viernes 29 de julio a las 15:36, el mismo día en el que millones de madrileños y madrileñas iniciaban sus vacaciones, con “agosticidad y alevosía”, la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid publicó en el Portal de Transparencia autonómico el proyecto de orden por el que se regulan distintos medios de pago para la práctica de determinados juegos de suerte, envite o azar. De esta manera, como es preceptivo, abría un periodo de información pública de 15 días para la presentación de alegaciones.

La nueva norma, excusándose en los usos y costumbres sociales, pretende facilitar nuevos medios de pago en estos establecimientos, como el uso de tarjetas de crédito, sistemas de pago online o aplicaciones móviles.

Ante este retroceso en el combate a la ludopatía, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que con sus 290 entidades lleva años denunciando la salvaje proliferación de locales de apuestas en determinados barrios populares de la comunidad, acaba de presentar un escrito de alegaciones en el que demanda la retirada del texto.

Lo ha hecho ya que el proyecto contraviene los objetivos de prevención de la ludopatía de la Estrategia Nacional sobre Adicciones 2017-2024 del Plan Nacional sobre Drogas, que promueve la ejecución de políticas encaminadas a reducir la presencia y el consumo de juego en nuestra sociedad, así como el propio Decreto 19/2022, de 20 de abril del Consejo de Gobierno, de Planificación de Determinados Establecimiento de Juego en la Comunidad de Madrid, que establece la necesidad de regular las actividades de este sector, dada la incidencia del juego sobre bienes fundamentales como la salud pública.

Sus líneas maestras también contradicen los avances que se han realizado en nuestro país y en países de nuestro entorno, con medidas que han ido siempre dirigidas a dificultar el acceso al crédito y a medios de pago en los locales de juego a personas que puedan sufrir problemas de ludopatía.

Como ejemplo, en España se puso en marcha en el año 2020 el Fichero Eficaz a propuesta de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) y la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) en colaboración con el Ministerio de Consumo. Mediante esta iniciativa, aquellas personas jugadoras que quieren voluntariamente restringir su capacidad de acceso a la financiación alternativa online pueden inscribirse en ese fichero, lo que conlleva bloquear su acceso a este tipo de financiación. En Reino Unido, uno de los países con mayor presencia de establecimientos de apuestas y juego lucrativo, el mismo año, el Gobierno, a través de la Comisión Nacional del Juego, prohibió el uso de tarjetas de crédito para las apuestas online, una medida que fue solicitada en nuestro país para su puesta en marcha por las asociaciones de consumidores FACUA-Consumidores en Acción y ASUFIN, Asociación de Usuarios Financieros.

Alegaciones de la FRAVM al Proyecto de Orden por el que se regulan distintos medios de pago para la práctica en determinados juegos de suerte, envite o azar