Desde hace casi dos años, sus 45.000 habitantes observan con pesar cómo se repiten las averías en el sistema de recogida neumática de basura, se acumulan las bolsas de inmundicia y otros residuos en las islas de recogida y buena parte de sus aceras, calzadas, parques, plazas y otros espacios públicos sufre un progresivo deterioro por su falta de mantenimiento. A esta situación se suma un Gobierno municipal reacio a escuchar las demandas y quejas del tejido social, aunque vengan de una entidad con la solera de la Asociación Vecinal de Zarzaquemada.

Por todo lo anterior, la entidad, “ante la situación de deterioro y abandono de Zarzaquemada y la falta de comunicación e información de los concejales responsables” ha convocado un acto el próximo miércoles, 9 de junio, a las 19:00 “para informar a la población de sus propuestas y recoger las quejas que los vecinos y vecinas planteen”. La asamblea tendrá lugar en la avenida de Juan Carlos I, a la altura de la estación de Metro Julián Besteiro.

“Exigimos que se abran vías de comunicación y diálogo para dar soluciones a nuestras reivindicaciones”, indica la agrupación vecinal, que hace cinco meses impulsó una campaña para denunciar el “pésimo servicio” de la recogida de residuos, “así como la desinformación y falta de comunicación del concejal de Servicios, Miguel García Rey”. En aquella ocasión, por motivo de la Covid-19 la asociación vecinal limitó su campaña a la colocación de carteles y a la publicación de su denuncia en medios de comunicación y redes sociales. Ahora la entidad saca su protesta a la calle con una asamblea vecinal informativa, un acto en el que velará por el respeto de las medidas de seguridad sanitaria que exige momento actual.