Esta mañana, después de tres meses de retraso injustificado, el delegado del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha presentado en la mesa técnica de seguimiento del proyecto un estudio de movilidad preliminar para el desmantelamiento del scalextric de Puente de Vallecas que haría inviable la iniciativa. No obstante, el responsable del Gobierno municipal se ha comprometido a encargar nuevos estudios para cumplir el compromiso de la supresión de la molesta y arcaica infraestructura aprobado en el pleno municipal del 30 de marzo del año pasado. Además, se ha marcado un plazo de dos meses para presentar estos proyectos alternativos en la misma mesa técnica de seguimiento.

Ante estas novedades, la FRAVM y las asociaciones vecinales de Puente de Vallecas y Retiro denuncian el injustificado retraso en la presentación del estudio preliminar, demora cuya única responsabilidad recae en el Área de Medio Ambiente y Movilidad, que no está haciendo más que retrasar un proyecto que representa una demanda vecinal histórica, especialmente para los vecinos y vecinas de Vallecas.

Las asociaciones vecinales apostamos por un proyecto de desmantelamiento que cumpla con los objetivos acordados por unanimidad en el citado pleno de Cibeles, es decir, que permita ganar espacio público especialmente para dos de los barrios más colmatados de la ciudad de Madrid, como son Numancia y San Diego. Un espacio público que pueda dotar al vecindario de estos barrios de nuevas zonas verdes y dotacionales, y acabe con una de las mayores brechas urbanas (física y social) que se mantienen en nuestra ciudad

Asimismo, consideramos que un proyecto de esta envergadura debe cumplir los objetivos de movilidad sostenible que han de guiar las políticas de la ciudad de Madrid con medidas complementarias destinadas a reducir el tráfico de vehículos en la zona y acabar con el protagonismo del vehículo privado en el diseño de la ciudad.