El pasado mes de julio, las asociaciones vecinales y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), todas ellas integrantes de la Plataforma en Defensa del Parque PÚBLICO de Valdebernardo denunciaron públicamente que la apertura de un concurso para entregar a las empresas privadas la gestión de esta zona verde por un plazo de 40 años y la entrega, a la iniciativa privada, de tres parcelas de dominio público pertenecientes al parque constituía una maniobra especulativa promovida por el Gobierno regional con el patrimonio de todos los madrileños y madrileñas.

Todas las alarmas saltaron el pasado 8 de julio. El Gobierno regional convocó, por sorpresa, un concurso para la concesión integral de la gestión de todo lo relacionado con el parque de Valdebernardo por una duración de 40 años. La concesión incluye el mantenimiento y vigilancia del parque, de la estación depuradora de aguas residuales, la explotación de cinco quioscos (dos ya construidos, a los que habrían de sumarse tres más), la explotación del vivero y la explotación económica de lo que la empresa concesionaria decida construir en tres parcelas públicas que suman 30.000 metros cuadrados edificables. Además, el presupuesto de licitación es de 160 millones de euros, la mayoría de los cuales saldrán, en plena crisis económica, de las arcas públicas. ‘Si esta privatización se lleva a cabo -advierten los portavoces de la Plataforma- será un peligroso precedente para otros parques de Madrid por lo que, lo que hoy es un problema de los vecinos de Vicálvaro puede serlo de todos los vecinos y vecinas de la ciudad y la Comunidad en su conjunto’.

Desde entonces, las asociaciones vecinales no han parado para intentar poner freno a la primera privatización de esta zona verde. El pasado 22 de septiembre más de 200 personas se dieron cita en una asamblea vecinal que acordó convocar una manifestación que, ayer, logró sacar a la calle a más de 1.000 personas para denunciar esta privatización ‘como una maniobra urbanística especulativa contraria a los intereses de los vecinos de Vicálvaro’ y para solicitar al Gobierno de la Comunidad de Madrid que ‘anule inmediatamente la cesión de la gestión y que el parque, construido con el dinero de todos los vecinos, sea traspasado de forma inmediata al Ayuntamiento de la capital’.

Nacho Murgui, Mª Carmen Lostal, Vicente Pérez y Francisco Caño acudieron, en representación de la FRAVM, a la movilización, a la que asistió, asimismo, la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés.

Jesús Pérez, portavoz de la Plataforma, declaró al término de la manifestación que ‘el barrio se está movilizando: el otro día recogimos más de 3.000 firmas de otros tantos vecinos en apenas dos horas’. Pérez invita al resto de la ciudadanía madrileña a poner de manifiesto su oposición al proyecto estampando su firma en la hoja que se puede descargar en el fichero relacionado y remitiéndola a la sede de la asociación (C/ Villablanca, 35. 28.032, Madrid).