La participación de las vecinas y vecinos en sus fiestas locales son, a juicio de las organizaciones sociales del Barrio del Pilar que forman parte de la Plataforma por unas Fiestas Populares fundamentales toda vez que ‘constituyen un espacio idóneo para el contacto con el vecindario, una oportunidad para el encuentro y el conocimiento entre las organizaciones locales, un altavoz de iniciativas culturales locales y de proyectos que promueven las organizaciones locales y una vía de financiación autogestionada para los colectivos’. Son, concluyen, ‘un reflejo de la vitalidad del tejido social existente en los barrios’.

Un año más, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a imponer ‘censuras y prohibiciones’ para dificultar la participación popular en la organización de las fiestas del Pilar, que se celebran en del 9 al 12 de octubre.

‘Sabemos -advierten- que estos hechos no son casos excepcionales, sino que se extiende al resto de barrios de la ciudad y de la mayoría de los municipios de la comunidad: la reciente represión que vivieron las vecinas y vecinos del distrito de Vallecas contra las fiestas de la Karmela; la prohibición en los últimos años de las históricas fiestas del Dos de Mayo en el barrio de Malasaña; la lucha que llevan en Hortaleza para poder organizar una cabalgata histórica que ha sido privatizada mediante un acuerdo con un centro comercial o el intento por parte de la Junta Municipal de Carabanchel de que se denegase el permiso de manifestación frente los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) porque se alteraba el acceso en coche a un centro comercial, son algunos casos de la multitud de denuncias que se dan a conocer’.

Las asociaciones denuncian que la Junta Municipal, presidida por Elena González Moñux, no garantiza ‘la concesión de caseta a todas las entidades y colectivos que participan en la comisión de fiestas. Todos los años -añaden- hay entidades que se quedan sin caseta e incluso fuera del sorteo de ésta, limitando su capacidad de participación en las fiestas y una buena posibilidad de financiación para desarrollar sus actividades el resto del año’.

‘Queremos -añaden- que reubiquen la zona de las casetas a una zona más amplia y confortable que facilite la estancia, el encuentro y el desarrollo de actividades promovidas por las asociaciones y colectivos participantes y, sobre todo, que se recupere la comisión de fiestas con el verdadero carácter para lo que fue creada: un espacio de participación vecinal en el que todos los que queremos unas fiestas mejores podamos dar nuestra opinión, proponer actividades y gestionar el dinero público con la misma responsabilidad que se vino haciendo durante muchos años y que se sigue haciendo en infinidad de municipios’. Por todo ello, la Plataforma convoca una manifestación en defensa de unas fiestas alternativas y populares para el próximo sábado 10 de octubre a las 20h que partirá desde el metro Barrio del Pilar y que será, advierten, ‘alegre y combativa’ ya que contarán con la actuación de la batucada Bloco do Baliza · ‘Invitamos a que las asociaciones vecinales lleven algo significativo de las fiestas de sus barrios en forma de pancarta, cacerolas, silbatos, performance… para reivindicar, todos a una, el mantenimiento de las fiestas populares y democráticas como expresión de la vida de la comunidad’.