El gobierno de Alberto Ruiz Gallardón aprobó, el pasado mes de enero, la licitación de las obras de construcción de un albergue para indigentes en un solar de la calle Transformador. La noticia no ha sido del agrado de los vecinos, que iniciaron una recogida de firmas para solicitar la paralización de la construcción del proyecto.

Ayer, día 30 de marzo, entregaron 4.044 firmas antes de la celebración del pleno municipal. “Resulta incuestionable que una ciudad como la nuestra debe contar con infraestructuras como la que el Ayuntamiento piensa llevar a cabo”. Sin embargo, señalan la inconveniencia del lugar elegido para su instalación, un solar ubicado junto a las nuevas zonas de desarrollo urbanístico del distrito –Valderribas, la Catalana y Las Gallegas-, donde en la actualidad residen más de 4.000 familias y que en apenas dos años alcanzarán las 7.000. Los vecinos denuncian que sólo disponen de aproximadamente 35.000 m2 para usos dotacionales (escuelas infantiles, centros de salud…) que aún no se han desarrollado – sólo está en construcción un colegio de infantil y primaria de 450 plazas-, por eso les sorprende “la celeridad con que se ceden terrenos y se dotan presupuestos para este tipo de proyectos mientras que las tan importantes y necesarias dotaciones, continuamente reclamadas por los vecinos y por sus asociaciones permanecen estancadas”. Los vicalvareños, dicen, siempre han dado pruebas inequívocas de solidaridad con las personas más desfavorecidas. No están en contra de la construcción del albergue, matizan, pero sí de la manera en que se ha hecho, sin contar con las asociaciones del barrio ni del lugar elegido. Por eso, exigieron la paralización del proyecto y la constitución de una comisión integrada por representantes municipales, asociaciones vecinales y entidades sociales y políticas con el fin de estudiar la idoneidad del espacio elegido.

La edil de Empleo y Servicios al Ciudadano, Ana Botella, manifestó que no va a paralizar el proyecto pero sí adelantó que constituirá una comisión de seguimiento de las obras.

Entre tanto, esta tarde los vecinos de Vicálvaro están convocados por COVA (Agrupación de vecinos de Valderribas integrada en la A.V. El Depertar de Vicalvaro) a una concentración coincidiendo con la celebración del pleno de la Junta municipal, al que trasladarán una petición solicitando el apoyo de la Junta Municipal a la solicitud de paralización del proyecto de construcción del centro de acogida.