Pablo Santamaría, portavoz de una de la coordinadora denunció en el acto que “desde el año 2002 se están eliminando una media de diez camas al año en el Ramón y Cajal’, de manera que, contra lo que pretende hacer creer el Gobierno regional, los nuevos centros ‘tan sólo están creando las camas que se están quitando en los hospitales antiguos’.

Santamaría asegura que la consejería de Sanidad ha convocado un concurso público para contratar a una empresa privada para que asesore al hospital en la elaboración de un Plan Funcional que permita una ‘reestructuración de personal y de espacios y una reordenación de servicios, equipamiento y gestión’. Santamaría exigió, en nombre de las asociaciones vecinales de los distritos de Ciudad Lineal, Hortaleza, Barajas y San Blas que forman parte de la plataforma que ‘si se ha de consultar a alguien, que se pregunte a los trabajadores y a los usuarios y no a una empresa privada”. Ese es el mensaje que trasladaron al gerente del hospital en una carta que pasaron por registro acompañada por la firma de 1.590 vecinos.

La movilización coincidió con la protesta de los trabajadores del Centro de Especialidades (CEP) de Pontones en contra de la ‘privatización encubierta del centro” y con los paros del personal no sanitario del hospital Puerta de Hierro, que, convocados por CGT, protestaban contra las condiciones del traslado a Majadahonda (el personal laboral no sanitario pasará a depender de empresas privadas) y contra el cierre del hospital. Los paros se repetirán el viernes 18, el lunes 21, el miércoles 23 y el viernes 25 de abril.