Este espacio llevaba 16 meses sin convocarse, pero “grande fue nuestra sorpresa cuando el escrito que recibimos como resumen de la anterior reunión (la del 4 de julio) recogía casi todas las propuestas de los hosteleros como aceptadas, mientras que de las propuestas de las asociaciones vecinales no se recogía ninguna”, se quejan las entidades citadas en un comunicado que acaban de hacer público.

Aún así, las asociaciones asistieron al encuentro, y en su desarrollo pudieron comprobar como el Ayuntamiento “prioriza las demandan de los hosteleros a las realizadas por los representantes de los vecinos”. Ante esta situación, han optado por no participar en la siguiente reunión “hasta que no haya un compromiso del gobierno municipal del PSOE de poner en la agenda” los temas que proponen para su debate.

“Consideramos que la modificación de la ordenanza que regula los espacios públicos es de suma importancia para garantizar el uso y disfrute de los espacios públicos para el conjunto de la población, para la convivencia, que cada vez es más difícil en algunas zonas de la ciudad, donde apenas queda espacio para sentarse en un banco o que los niños jueguen, para el desplazamiento de las personas con movilidad reducida…, o para el simple tránsito de los ciudadanos”, sostienen las cuatro asociaciones vecinales en su escrito, en el que también recuerdan sus principales demandas en la revisión de la ordenanza:

  • “No se instalarán mesas en aceras de menos de 4 metros.

  • El ancho de tránsito libre de los peatones no será nunca inferior a 4 metros de ancho en aceras y calles peatonales. De 6 metros como mínimo en plazas peatonales.

  • Se mantendrá, al menos, una distancia de varios metros alrededor de bancos, buzones, cabinas, pasos de peatones, juegos infantiles… para respetar el uso del mobiliario público.

  • En invierno, donde la exposición de las terrazas es menor, deberán guardarse en un espacio cerrado; no podrán permanecer en la vía pública cuando estén recogidas.

  • Los hosteleros deberán contar con un seguro de responsabilidad civil con una cobertura mínima exigida, y que debe incrementarse en función del sitio, el tránsito de vehículos, el número de mesas…

  • Los propietarios deben hacerse cargo de la limpieza del espacio que ocupan al menos durante 3 veces al día en verano, para mantener los espacios públicos en condiciones medio ambientales y sanitarias adecuadas.

  • Los límites de las terrazas estarán marcados por el Ayuntamiento en el suelo para que sea fácilmente visible.

  • Se establecerán normas que garanticen el juego y disfrute por parte de los niños y niñas en las plazas y zonas peatonales.

  • Deberán regularse medidas y recursos en materia inspectora para abordar los incumplimientos de la ordenanza.

  • Proponemos medidas más claras y efectivas de carácter sancionador ante los incumplimientos a dicha ordenanza.

  • Transparencia y publicidad en las autorizaciones”.