La Casa de Campo, declarada Bien de Interés Cultural, ha sido escenario en las últimas semanas de varios eventos multitudinarios. El último de ellos, la Copa del Mundo de Mountain Bike, celebrada los pasados 3 y 4 de mayo, que ha ocasionado considerables desperfectos en el entorno.

La Plataforma Salvemos la Casa de Campo, de la que forman parte las asociaciones vecinales del ámbito, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y Ecologistas en Acción, recuerda que “ha estado, está y estará siempre en contra de la celebración de pruebas de esta índole, como ya hemos hecho saber en diversas ocasiones a los responsables de la conservación de este monumento histórico que, recordamos, está protegido por leyes estatales y autonómicas”. Así lo pusieron de manifiesto en la reunión que mantuvieron el pasado miércoles 30 de abril con Federico Sepúlveda, director general de Patrimonio Verde del Ayuntamiento de Madrid. En el encuentro, los representantes de la Plataforma pusieron de manifiesto su frontal rechazo a la celebración de esta prueba, “incompatible con lo establecido en el Plan Director de Gestión y Conservación del Parque de la Casa de Campo, aprobado en noviembre de 2007”. Tras un breve intercambio de pareceres, ambas partes llegaron a la conclusión de que es necesario buscar un lugar más apropiado para este tipo de eventos, creando un circuito estable donde los aficionados puedan entrenar y que reúna las condiciones idóneas para el aparcamiento de vehículos de motor, servicios, etc.

Los representantes de la Plataforma sugirieron, asimismo, a Sepúlveda la conveniencia de que la organización de tales pruebas se haga cargo de los desperfectos causados en el entorno como consecuencia del desarrollo de los actos.