Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) cerrados, listas de espera inconcebibles, atención a través del teléfono, centros sin pediatras… es la realidad a la que tienen que hacer frente muchas vecinas y vecinos de casi todos los distritos de Madrid. Usera y Villaverde no son la excepción y con la consigna “nos están robando la salud porque nos están robando los servicios de atención sanitaria” buena parte de su tejido asociativo convoca a la ciudadanía a participar en dos marchas simultáneas.

La manifestación de Usera, que arrancará de la Junta Municipal a las 19:00, recorrerá Marcelo Usera para llegar, a través de la Avenida de Córdoba, hasta el 12 de Octubre. Por su parte, la de Villaverde saldrá desde El Cruce de Villaverde a la misma hora.

Las vecinas y vecinos de ambos distritos se han visto en la necesidad de organizar diferentes actos de protesta por el abandono de la sanidad en sus barrios, barrios olvidados en los que la esperanza de vida es menor que en las zonas del norte de la ciudad. Como denuncian las organizaciones convocantes, “en el estado de salud de una persona inciden condicionantes sociales, como el nivel de renta, el nivel educativo, la situación laboral…” Por eso reclaman una sanidad pública fuerte en estos barrios para compensar así esos condicionantes sociales.

Ya son muchas las movilizaciones protagonizadas por la vecindad de los barrios de Usera y Villaverde en los últimos meses (¡y años!) para plantarse frente a una política sanitaria que los tiene abandonados. La pasada semana una caravana de vehículos, compuesta por bicicletas, patines, motos, y al menos 60 coches recorrió los centros de salud del distrito donde fueron recibidas por los vecinos y vecinas la recibieron, para informar de la manifestación del jueves 9.

 

Como cada lunes desde hace casi un año, el 6 de junio la AV de Orcasur organizó una concentración ante el centro de salud del barrio / AV Orcasur

También en la última semana, vecinas y vecinos de Villaverde permanecieron acampados durante varias noches en la entrada del Centro de Salud Ciudad de los Ángeles para exigir la reapertura de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria. En ese mismo lugar, cada jueves desde hace ya un largo año colectivos vecinales y sanitarios se concentran por el mismo motivo y para exigir la recuperación de la plantilla que prestaba servicio en el centro de salud antes de la pandemia. Por su parte, las asociaciones de Usera organizaron la campaña “Da un grito por la Sanidad Pública” en el mes de febrero ante la amenaza de cierres y recortes en varios centros de salud y el aumento del deterioro de la Atención Primaria. La Asociación Vecinal Orcasur promueve desde hace meses una concentración todos los lunes por la tarde ante el centro de salud del barrio para evitar su posible cierre.

La población de Usera y Villaverde, de 295.000 habitantes, ha sido convocada a manifestarse contra el abandono al personal sanitario, contra el cierre de los SUAP, contra las listas de espera, la externalización y la corrupción. Y contra una política sanitaria que premió en 2020 a los lobbies de la sanidad con casi 800 millones de euros del dinero público de la Comunidad de Madrid, según denuncia el colectivo Audita Sanidad. La población de Usera y Villaverde ha sido convocada este jueves para no dejarse robar la sanidad pública.

Paellada por la sanidad pública

Y el viernes, los mismos colectivos promotores de las marchas del jueves organizarán a las 20:00 en la Plaza de la Asociación de Orcasitas una paellada popular con el fin de “celebrar todo el trabajo desarrollado por las entidades del distrito en defensa de la sanidad pública”.