Medio centenar de manifestaciones para impedir la privatización de uno de nuestros servicios públicos mejor valorados. Mes tras mes, a pesar del frío, la lluvia o el calor extremo. De las fiestas, vacaciones o eventos paralelos. Con un empecinamiento a prueba de bombas, la MEDSAP, red ciudadana en la que participan decenas de colectivos sociales, profesionales y vecinales, la FRAVM entre ellos, lleva cuatro años ininterrumpidos manteniendo la llama de la oposición ciudadana a la externalización y deterioro de nuestra sanidad pública. Ante una fecha con tanta fuerza simbólica, la Mesa redobla sus esfuerzos en estos momentos para que la marcha de este domingo sea un éxito de participación. En este marco, la Federación vecinal hace un llamamiento a todas sus asociaciones y a la ciudadanía madrileña a sumarse a una marea que, como ya es tradición, saldrá a las 12:00 del Colegio de Médicos (junto a la plaza del Museo Reina Sofía) y finalizará en el Paseo del Prado, ante el Ministerio de Sanidad.

Ante la sede gubernamental, la MEDSAP lanzará sus dardos contra la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, y su Gobierno, tras conocer sus pretensiones de reducir en 5.500 millones de euros los Presupuestos Generales del Estado para 2017, siguiendo las recomendaciones de Bruselas. “Más de 5.500 millones de euros son razones suficientes para convocar la 50 Marea Blanca. Ministra, los recortes en sanidad matan”, advierte la organización en el cartel de una convocatoria que contará con réplicas en otros puntos del Estado. Precisamente uno de los logros más importantes de la MEDSAP, además de frenar los planes de externalización de algunos hospitales y centros sanitarios de la región, ha sido extender su modelo de protesta a otros puntos de la geografía española como Galicia, Aragón, Castilla León y, recientemente, Andalucía. En este marco, el pasado 18 de junio se constituyó la Marea Blanca Estatal, una red que agrupa a organizaciones en defensa de la sanidad pública de diferentes regiones.

Según un informe reciente de de la Comisión Europea sobre sostenibilidad de los sistemas de salud en la UE, desde 2009 el gasto público en salud ha disminuido en España en unos 12.000 millones de euros. Este representa el 6,4% del PIB, mientras en la media de los países del euro supone el 8%. Fruto de este recorte, la Comunidad de Madrid ha perdido unos 7.000 profesionales sanitarios en todos estos años, lo que sin duda ha repercutido, muy negativamente, en la calidad de nuestro sistema público, como muestran los últimos datos de listas de espera. Según la propia Consejería de Sanidad, la lista de espera quirúrgica alcanzó en septiembre los 83.432 pacientes, lo que supone un incremento del 6,2% con respecto al mes anterior.

Recordemos que en Madrid, la primera Marea Blanca tuvo lugar el 18 de noviembre de 2012. Miles de personas, muchas de ellas profesionales de los servicios sanitarios ataviadas con sus batas blancas, tras llegar a la plaza de la Cibeles desde cuatro columnas, se manifestaron ese día hasta la Puerta del Sol en protesta por los planes de privatización del Gobierno regional del PP. La protesta tomó cuerpo ante las pretensiones del Ejecutivo de Ignacio González de externalizar la gestión de seis hospitales y el 10% de la Atención Primaria, además de los servicios de cocina o lavandería.

Como hace cuatro años, la MEDSAP llama a teñir Madrid de blanco en defensa de una sanidad 100% pública y de calidad.