“La pasada semana las asociaciones vecinales de Leganés nos dirigimos al alcalde, Santiago Llorente, para proponerle una reunión donde cerrar un acuerdo para la instalación del pedal a los contenedores de basura, superando el conflicto y las quejas de tantos y tantos vecinos durante un año ya”, arranca un comunicado que acaban de hacer público, antes de continuar: “ante la falta de respuesta tenemos que seguir con la campaña de información y denuncia hasta que la situación se resuelva; y como habíamos anunciado seguiremos con acciones informativas y con la campaña de recogida de firmas que haremos en la calle, para que todos y todas las vecinas puedan expresar su sentir al gobierno municipal del PSOE, que no termina de resolver una situación tan sencilla, tan económica –en torno a unos 50.000 € según informan grupos políticos de la oposición-, y tan básica para los vecinos que, en muchos casos, no pueden hacer uso de este mobiliario urbano que atiende un servicio público por el que cada familia pagamos a través de los impuestos a las arcas municipales”.

El Consistorio instaló la pasada primavera en diversos barrios de la ciudad nuevos contenedores de recogida de basura de carga lateral, pero para sorpresa de propios y extraños, estos carecían de pedal, a diferencia de los existentes en los municipios vecinos. La ausencia de este elemento supone una dificultad añadida para las personas con movilidad reducida, ya que obliga a todos los usuarios a usar sus manos para abrir la tapa y depositar en su interior sus bolsas de residuos.

“Esta actitud por parte del Gobierno nos hace suponer que tampoco quiere abordar la situación de deterioro de la limpieza, recogida de basuras, el mantenimiento de las calles y de las zonas verdes, que ahora mismo proyectan un estado de una ciudad de tercera división, concluyen en su nota las asociaciones vecinales de San Nicasio, Arroyo Culebro, Barrio Centro, Leganés Norte y la Plataforma Vecinal La Fortuna.