En agosto de 2009, el Ayuntamiento de Madrid cedió a las asociaciones vecinales La Chimenea, La Mancha y Zofío la gestión de tres campos de fútbol situados en el distrito de Usera en el que entrenan habitualmente más de 1.400 jóvenes y niños de entre 6 y 18 años. Las entidades, que entregaron 5.000 euros en concepto de canon y seguro de responsabilidad civil por el uso de las instalaciones deportivas, invierten mensualmente 3.500 euros en el pago del salario de los trabajadores contratados, del servicio de limpieza, de la conservación del vallado, de los vestuarios… “ello -señala Paco Rodríguez, presidente de la AV Zofío- a pesar de que las instalaciones dejan mucho que desear”. “Nuestro campo de fútbol -explica- estuvo 15 días sin luz. El pasado 4 de enero, apenas cuatro meses después de que el propio Ayuntamiento nos cediera las instalaciones, clausuraron los vestuarios con el argumento de que no reunía las condiciones necesarias. Para colmo, como el cuadro de luces estaba en estas dependencias, tampoco pudimos encender el alumbrado durante unos días. El campo de fútbol de La Mancha está sin agua”.

La sorpresa fue mayúscula cuando recibieron la noticia de que el Consistorio pretende hacerles responsables de un nuevo pago: el del suministro de agua, luz y gas. “Es el colmo”, sentencia Rodríguez. “Nos entregaron unos campos en pésimas condiciones en los que, con mucho esfuerzo por parte de las asociaciones vecinales, entrenan más de 1.400 chavales que sólo pagan entre 150 y 200 euros anuales. Con ese dinero, les proporcionamos la equipación, la ropa de entrenamiento, una bolsa, la formación deportiva y el uso de las instalaciones. El Ayuntamiento -señala- no puede cargarnos ahora con una nueva factura que rondará entre 1.800 y 2.000 euros mensuales porque, sencillamente, supone la asfixia económica de nuestras asociaciones que, no olvidemos, son entidades sin ánimo de lucro”.

Las asociaciones denuncian el “obsesivo afán recaudador” del Ayuntamiento de Madrid por imponer a las entidades “un pago adicional, extraordinario, excesivo e inadmisible” de sufragar por unas asociaciones “con precaria economía y sin ingresos adicionales ya que “el propio Consistorio nos prohíbe contratar anuncios publicitarios o gestionar un bar para recaudar dinero”. Además, las asociaciones están obligadas a ceder al Consistorio de forma gratuita y en exclusiva los campos para la celebración de los Juegos Municipales.

Por todo ello, ayer un numeroso grupo de personas se concentraron frente a la sede de la Junta Municipal de Usera para exigir al concejaldel distrito, Jesús Moreno, que se reúna con las entidades vecinales para garantizar la continuidad de la actividad de estas asociaciones, que permite la práctica deportiva aasequible a los niños y jóvenes del distrito ‘potenciando hábitos saludables que el Ayuntamiento no comparte ni anima, ya que su afán recaudatorio estrangula todas las alternativas que desde estas entidades defienden’, denuncian.

La concentración concluyó sin una respuesta por parte de la Administración. La respuesta vecinal, sin embargo, no quedará ahí. ‘Continuaremos nuestra lucha por el deporte de base en el distrito’, sentencia Rodríguez.