Con el lema “gestión directa de los servicios públicos sin pérdida de empleo”, la marcha de mañana persigue, entre otras cosas, recordar al “equipo de Gobierno de Ahora Madrid el compromiso que supone el programa electoral con todos los vecinos y trabajadores, que han permitido establecer una oportunidad única para cambiar las políticas contrarias a los intereses de los madrileños y madrileñas”. De hecho, la plataforma convocante, en un duro comunicado realizado con objeto de la movilización, critica “que las decisiones de este Ayuntamiento en lo que se refiere a los servicios públicos sigan las mismas políticas neoliberales de privatización, precarización del empleo y reducción del gasto social”.

Con objeto de revertir una tendencia que no solo no ha servido para ahorrar a las arcas municipales sino que ha hecho que servicios que eran gestionados con eficacia ahora resulten caros y poco eficientes, la plataforma, que cuenta con el apoyo de la FRAVM, anima a los sindicatos, asociaciones vecinales y otros colectivos sociales a “trabajar decididamente por una remunicipalización de los servicios públicos municipales ordenada y rigurosa”.

Todo, con el fin de que no vuelvan a tener lugar las “tramas de licitación que han venido practicando las empresas en los últimos años” y la complicidad política y empresarial “que regía el Ayuntamiento de Madrid y que perjudica a los usuarios y trabajadores”.