Sin embargo, hasta el momento, el equipo de Gobierno del PSOE ha hecho oídos sordos a la solicitud de sus vecinos y vecinas, lo que impulsó al movimiento ciudadano a iniciar hace unos días “una campaña para denunciar esta situación y la necesidad de resolver este problema, que afecta a toda la población”.

A esta denuncia se han sumado grupos políticos de la oposición, “aportando datos económicos que ponen en evidencia que este problema no se resuelve porque el Gobierno municipal no se pone a ello”. Según sus estimaciones, el presupuesto de los pedales estaría por debajo de los 50.000 €, “lo que supone una minucia en el coste de la gestión de los residuos de la ciudad”, en palabras de las asociaciones vecinales, que no entienden, como “nadie entiende”, por qué el problema no termina de solucionarse.

En su nota, las asociaciones vecinales de San Nicasio, Arroyo Culebro, Barrio Centro, Leganés Norte y la Plataforma Vecinal La Fortuna subrayan que no van “a cejar en el empeño hasta que se resuelva”. “Por eso vamos a iniciar una campaña de recogida de firmas entre las vecinas y vecinos de los barrios afectados, unido a una campaña de información y sensibilización, para demostrar al alcalde que es un grito unánime y que es un sinsentido no responder a esta necesidad que no supone más que una directriz por su parte. Los alcaldes y alcaldesas de las ciudades vecinas ya lo tienen resuelto. Ahora las vecinas y vecinos de Leganés esperamos su respuesta”, concluyen las entidades barriales en su comunicado.

Cartel campaña pedal ya en Leganés