Aunque el centro de salud lleva años sufriendo carencias en pediatría, en los últimos meses la situación no ha hecho más que agravarse, especialmente tras el avance de la pandemia del coronavirus.

El aumento del volumen de trabajo durante la Covid-19, lejos de verse reforzado con más pediatras, se ha visto mermado y casi ninguneado, llegando a una situación insostenible. Esto imposibilita la consulta habitual junto con la atención a los casos ocasionados por la pandemia, por no hablar del tiempo estacional en el que nos encontramos, en el que aparecen otras patologías como gripes o resfriados, que no hacen sino aumentar la presión asistencial”, denuncia la entidad, que ha lanzado una campaña con el fin lograr la recuperación de los pediatras perdidos.

En el marco de esta iniciativa, que lleva el lema “Faltan pediatras en Zofío. Por una atención de calidad a nuestra infancia”, el colectivo vecinal ha iniciado una recogida de firmas, tanto on line como en papel, para reclamar a Sonia Martínez Machuca, gerente asistencial de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, “la dotación de los recursos humanos necesarios para una correcta atención pediátrica de la población infantil” del barrio. Para ello, cuenta con la colaboración de AMPAs, asociaciones deportivas, ONG y otros colectivos del barrio y de Usera. En el este enlace puedes participar en la recogida virtual de adhesiones.

Más allá de esta recogida de firmas, la asociación vecinal ha visibilizado esta demanda de pediatras en las concentraciones que cada jueves del mes de octubre se celebraron ante el Centro de Salud Joaquín Rodrigo, en el marco de las movilizaciones en defensa de la Atención Primaria impulsadas por la FRAVM y sus colectivos de barrio en toda la región. Y también en la cadena de pancartas por la sanidad pública que la federación vecinal organizó el pasado domingo en el centro de Madrid, y que logró unir la presidencia de la Comunidad de Madrid y la Consejería de Sanidad.

Según datos del padrón municipal, a principios de 2020 el barrio de Zofío junto con el de Pradolongo, con el que comparte Zona Básica de Salud, contaba con 32.259 habitantes, de los cuales 4.188 tenían menos de 15 años. Estos últimos y sus familias son los principales damnificados de la carencia de pediatras de su centro de salud de referencia.

Según datos de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), ya en 2016, aproximadamente un 30% de los niños y niñas de nuestro país eran atendidos por médicos de familia en lugar de pediatras. Esto “puede provocar el aumento de los problemas sociosanitarios y psicológicos que pueden sufrir los niños (sobrepeso, problemas alérgicos, asma, déficit de atención e hiperactividad…) sin pediatras que puedan diagnosticar, tratar y realizar seguimiento. Esta situación genera una infancia desprotegida y vulnerable”, alerta la Asociación Vecinal Barrio de Zofío.

Imagen: AV Zofío.