En noviembre de 2017, con motivo del vigésimo quinto aniversario del asesinato de Lucrecia Pérez, y en el marco de un conjunto de actividades organizadas por la Junta Municipal de Distrito, un grupo de jóvenes de Aravaca pintó un mural en la fachada trasera del Centro de Mayores de la barriada. Desde entonces, cada 13 de noviembre se celebra allí, en la plaza de la Corona Boreal, un acto de homenaje a Lucrecia Pérez Matos, víctima del asesinato considerado por la Justicia española como el primer caso de crimen racista en España. El acto de este año, celebrado hace apenas dos semanas, contó con la presencia del embajador de la República Dominicana.

El pasado miércoles se conocieron los planes de la Junta para que el edificio que ha albergado hasta ahora el Centro de Mayores se traslade próximamente a un edifico de nueva construcción. El anterior gobierno municipal, bajo cuyo mandato se proyectó, presupuestó e inició este nuevo equipamiento, se comprometió a estudiar la conversión del edificio en la Biblioteca Municipal que las asociaciones vecinales de Aravaca reclaman desde hace años, una biblioteca que, según el compromiso asumido por la Junta Municipal del Distrito, habría de llevar el nombre de Lucrecia Pérez.

Ahora, la concejala-presidenta de la Junta Municipal de Distrito, Loreto Sordo, alegando que los jóvenes no quieren estanterías con libros, se ha propuesto la conversión del antiguo Centro de Mayores en un espacio que acogerá un centro juvenil, un punto de conexión a Internet y una sala de trabajo colaborativo (coworking). Las obras de acondicionamiento se iniciaron con discreción en septiembre pero hasta el pasado miércoles no se supo que la remodelación contempla la colocación de un revestimiento exterior de láminas de madera para mejorar el aislamiento del edificio. De hecho, se pueden ver los anclajes necesarios para ello colocados por todo el perímetro de la edificación, con excepción del saliente en que se halla el mural de Lucrecia Pérez. La idea de la Junta Municipal es que quede totalmente revestido, lo que implica que el mural quede definitivamente oculto.

Preguntado al respecto por Regina Chambel, presidenta de la Asociación Vecinal de Aravaca Osa Mayor, el asesor del PP en la Junta, Víctor Pampliega, manifestó que el conjunto de los grupos políticos estaba de acuerdo con la operación. Alejandro Rodríguez, vocal vecino de Más Madrid, lo ha desmentido y asegura que el propósito de la Junta fue conocido el pasado miércoles. La Asociación Vecinal de Aravaca Osa Mayor teme que el sigilo con que la Junta ha llevado la reforma del edificio ocupado hasta ahora por el Centro de Mayores se deba al propósito de ocultar el mural con el revestimiento exterior y que se ha dado a conocer después de la celebración del homenaje anual a Lucrecia Pérez para evitar una esperable protesta vecinal en este significativo acto, que este año ha contado con la presencia de Juan Bolívar Díaz Santana, embajador de la República Dominicana en España.

Las asociaciones vecinales de Aravaca, que van a exigir explicaciones a la Junta Municipal de Distrito, quieren que se conserve el mural y que se prevea en las obras que se están ejecutando, la utilización de un revestimiento que haga posible su preservación y visualización.