El pasado mes de enero, el Ayuntamiento de Leganés y la Empresa Martín de Transporte anunciaban la puesta en marcha de una nueva línea de autobuses para comunicar los barrios leganenses de Vereda de los Estudiantes y La Fortuna.

La “línea 1”, financiada al 50% por el Ayuntamiento de Leganés y el Consorcio Regional de Transportes con un presupuesto total, para el año 2011, de 809.006 euros, debía contar con ocho autobuses. Hasta el momento, sólo se han incorporado a la nueva ruta cinco vehículos y un sexto que sólo funciona media jornada. La mayoría de los nuevos vehículos, además, han sido retirados de otras líneas: uno de la línea 486; dos de la 483 y otro de la 481, incrementando así el tiempo de espera de los usuarios de estas líneas y favoreciendo así a la Empresa Martín que, en palabras de Juan Antonio Sánchez, portavoz de la Plataforma de Asociaciones de Vecinos de Leganés, “ve así cómo se le premia con dinero público la reducción del servicio”.

La federación local de asociaciones vecinales denunció estos hechos en una reunión que mantuvieron dos días después de la inauguración de la línea con el concejal de Transportes de Leganés y con representantes del comité de trabajadores de la Empresa Martín, tras la cual el concejal “manifestó su intención de dirigirse al Consorcio para pedir explicaciones y denunciar el incumplimiento de lo acordado”.

Por todo ello, la Federación exige al Consorcio de Transportes y la Empresa Martín “que devuelvan a las líneas los autobuses que les han quitado, que incorporen nuevos vehículos a la flota y que creen los ocho puestos de trabajo previstos en cumplimiento de un contrato que cuesta a los ciudadanos más de 800.000 euros”.