Los miles de potenciales usuarios y usuarias del centro de salud de la calle Boltaña, en el distrito de San Blas están obligados a compartir el único de los siete urinarios que, desde hace un año y medio, funciona en el centro.

De nada han servido las numerosas gestiones llevadas a cabo por la AV La Amistad de Canillejas con la dirección del centro y con la dirección asistencial de la zona Este de la Consejería de Sanidad. “La respuesta de la dirección del ambulatorio ha sido que tengamos paciencia y mil excusas que no han solucionado nada -denuncia, Carmen Menéndez, vocal de sanidad de la entidad-. La respuesta de la dirección tampoco ha solucionado nada: remite la reclamación a la dirección técnica de obras y mantenimiento”, remata.

“Los más de 50.000 pacientes anuales, entre los que se encuentran 4.450 niños, tienen que utilizar el único aseo que han dejado disponible que está en la planta baja, al lado de pediatría -relata la asociación en una carta dirigida al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty el pasado 13 de octubre-. A los cientos de pacientes que acuden diariamente al centro, hay que sumar los que van a pedir cita, los acompañantes y las visitas en general. En definitiva -concluye-, esta situación está provocando un auténtico caos (…) y, lo que es peor, una absoluta falta de higiene”.

La inacción del Gobierno regional, que no ha tomado cartas en el asunto en este año y medio, ha empujado a la asociación a convocar una concentración para denunciar esta grave situación el próximo 3 de noviembre a las 19h.

“Ha llegado la hora de que los vecinos reclamemos unas instalaciones dignas en nuestro centro de salud, que no se ignoren nuestros derechos y que no perdamos la sanidad que tenemos, que pagamos y que con tanto esfuerzo hemos conseguido”.

Foto: www.paginadeldistrito.com