En la ciudad de Madrid, “asistimos a una sucesión de pelotazos urbanísticos en suelos y edificios de titularidad pública, junto a múltiples formas de privatización del aprovechamiento del espacio público”, una tendencia que forma parte de un modelo de urbanismo expansivo que devora el territorio y supedita el interés económico y el beneficio de unos pocos al interés social y el beneficio de la mayoría.

Frente a este modelo, en palabras del responsable de Urbanismo y Vivienda de la FRAVM, “propugnamos un urbanismo basado no tanto en el concepto inaprensible del interés general, sino en el concepto de la transformación de la ciudad, asociado a las nociones de la austeridad, la acupuntura, la escala humana, la democracia deliberativa y participativa, el valor de uso, la sostenibilidad ecológica, la satisfacción de las necesidades y deseos de las personas y los colectivos, el respeto a los valores históricos, artísticos…


Tienes todo esto y mucho más en el artículo Algunas notas sobre la privatización del espacio público de Vicente Pérez Quintana, que de forma íntegra, puedes descargarte en pdf desde el siguiente enlace.