La tasa de la basura que el Ayuntamiento de Madrid restableció el pasado año ha acumulado miles de reclamaciones y decenas de movilizaciones. Para el conjunto de la ciudadanía, esta tasa es injusta toda vez que se fija de acuerdo al valor catastral de las viviendas y no a la calidad del servicio prestado. Una calidad que, para colmo y, dada la manifiesta insolvencia que ha puesto de manifiesto el equipo de Gobierno de la capital, ha empeorado notablemente.

Por todo ello y, aprovechando la modificación de la Ordenanza reguladora de las tasas por servicios y actividades relacionados con el medio ambiente, la FRAVM pidió en la comisión informativa de pleno de Medio Ambiente su inmediata retirada, una demanda recogida en el contencioso administrativo que la Federación vecinal mantiene, pendiente de resolución, en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. “Haciéndonos eco de lo demandado por esos miles de vecinos y vecinas -subrayó Andrés Martínez, portavoz de la FRAVM en la comisión- seguimos pidiendo la retirada de la actual tasa de basuras y la retirada, por tanto, del proyecto de modificación de su Ordenanza, al que, no obstante y, para curarnos en salud ante la más que probable negativa, presentaremos las oportunas alegaciones”.

La solicitada retirada, añadió, “habría de ser simultánea a la apertura de un inmediato proceso de negociación y concertación, de modo que las cantidades cobradas se deriven del verdadero servicio prestado, considerando, además, el coeficiente corrector del nivel de ingresos”.