La apertura del aparcamiento, que se halla bajo la confluencia del Paseo de los Artilleros, la avenida de Daroca y la calle San Cipriano, es una reivindicación añeja del vecindario y en los últimos años ASCOVA la ha presentado en reiteradas ocasiones ante la concejala de la Junta de Vicálvaro y en los consejos territoriales del distrito.

Tal y como recuerda la entidad vecinal, la infraestructura, que fue construida en 1998, está sin uso por distintos motivos. En primer lugar, por la falta de acuerdo entre las administraciones regional y municipal, pero también por ‘errores en la construcción del acceso, que no permite la entrada a vehículos todo terreno y furgonetas’ y por la ‘falta de peticiones por parte de los vecinos de la zona para la compra de plazas de aparcamiento’. Problemas, todos ellos, que ASCOVA considera ‘fáciles de resolver y que ayudarían a que la zona, tremendamente masificada de vehículos, tuviese este aparcamiento como solución de una parte del problema’. ‘De paso -continúa en un comunicado que puede leerse en su sitio web– ayudaría a no seguir degradando las zonas de entradas y salidas de dicho aparcamiento que a día de hoy están llenas de basura’.ASCOVA entregó el pasado 26 de enero al presidente de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento toda la documentación relativa a su demanda con el fin de que ‘se traslade al próximo Consejo Territorial y se eleve al pleno de la Junta Municipal de Vicálvaro, para que esta infraestructura se ponga en funcionamiento’.