Los vecinos y vecinas de Orcasitas están hartos de la falta de atención por parte de la Comunidad de Madrid que, aseguran, ‘está permitiendo que el barrio se degrade’. Por eso, muchos de ellos se concentraron ayer ante la Asamblea de Madrid para demandar soluciones a los problemas sociales, urbanísticos y la falta de inversión que vienen padeciendo.

Fueron en torno a un millar y medio. Antes de la hora acordada, doscientas personas se habían dado cita en la plaza de la Asamblea de Madrid. Allí recibieron a los veinte autobuses procedentes de Orcasitas que trasladaron a los vecinos, muchos de los cuales portaban carteles con la leyenda ‘IVIMA solución, queremos calefacción’ que da cuenta del ‘gravísimo problema de la calefacción del barrio, cuya red exterior está seriamente dañada, hasta el punto de que más de 2.300 familias pueden quedarse este año sin calefacción’. La asociación vecinal denuncia que la red adolece del mantenimiento necesario por parte del IVIMA que, ‘como un casero practicante de mobbing’ trata de eludir su responsabilidad y advierte que ‘no vamos a permitir que se abandone por falta de inversión’.

Representantes de la asociación vecinal registraron una carta dirigida a Esperanza Aguirre en la que piden interlocución con la administración regional para solucionar los acuciantes problemas que afectan a más de 2.000 familias de uno de los barrios con menor renta per capita de la ciudad. ‘Las administraciones -apuntan- están obligadas a invertir en estos barrios para avanzar en el reequilibrio social y territorial’.

Hayan recibido respuesta o no, las vecinas y vecinos volverán a reunirse en una asamblea que tendrá lugar el próximo jueves 28 de febrero para valorar los próximos pasos a dar.