Si las Administraciones hicieran caso a las vecinas y vecinos que días atrás se dieron en varias asambleas, en un futuro los terrenos de la cárcel de Carabanchel acogerían un hospital público, una residencia para la tercera edad, una facultad de medicina y un gran centro cultural. El pasado 20 de febrero, las asociaciones vecinales de la Coordinadora de Latina, Carabanchel Alto y Eugenia de Montijo se aseguraron de que se les escuchaba alto y claro convocando una manifestación que inundó de pancartas el trayecto entre Alonso Martínez y la sede del ministerio del Interior en los que se podía leer: ‘No a la especulación. Los terrenos de la cárcel para equipamientos sociales’, ‘Ayer represión, hoy especulación’ o ‘Ministerio, ahora os toca ceder los terrenos’.