Las casi 33.000 firmas recogidas y consignadas por No Acepto, red ciudadana compuesta por asociaciones vecinales, AMPAs y comercios de barrio, dan fe del éxito de su campaña y del hartazgo de la ciudadanía madrileña ante una publicidad molesta que, después de un periodo de baja intensidad, en las últimas semanas ha vuelto con fuerza a los espacios públicos de la capital. Debido a este repunte, la plataforma, en la que la FRAVM siempre ha tenido un papel activo, solicitó una reunión con los responsables municipales, que no tardaron en acceder a la petición. De esta forma, los citados concejales se reunieron el pasado jueves con tres miembros de la plataforma. Era la tercera vez que lo hacían en los últimos seis meses. Y a tenor de las responsables vecinales, el encuentro fue tan positivo como los dos anteriores.

Aunque todavía insuficientes, el Ayuntamiento está dando pasos importantes en la lucha por la erradicación de los desagradables papelitos que, colocados en los parabrisas y ventanas de los vehículos, al alcance de menores, difunden una imagen degradante de la mujer. “Por primera vez, la propia policía, una policía especializada, nos ha informado de las cosas que está haciendo para hacer frente al problema: ha realizado 16 atestados, los cuales han derivado, de momento, en 8 denuncias judiciales”, indicó Ana Martínez, portavoz de No Acepto y presidenta de la Asociación Vecinal La Merced de Quintana, tras la reunión. “Esto es muy positivo -continuó- , y muestra que el Ayuntamiento está entendiendo el problema que denuncia la ciudadanía. Otro avance que salió del encuentro es que todas las comisarías de los distritos van a contactar con representantes de nuestra plataforma para que seamos sus ojos, y les digamos donde hay publicidad de prostitución, a qué horas la colocan, etc.”

“Las 33.000 firmas que hemos recogido en siete meses muestran que la gente de los barrios, la ciudadanía, cada vez es más sensible a este problema. De hecho, nos siguen trayendo papelitos a los locales. A los responsables municipales, que nos han felicitado por este trabajo de sensibilización, les hemos pedido que las juntas de distrito coloquen el cartel de No Acepto, y que también lo lleven los vehículos del Ayuntamiento, para mostrar que la institución nos respalda”, añade Martínez, antes de recordar la próxima iniciativa de la plataforma. Durante el mes de marzo, planteará una pregunta en los plenos de todas las juntas destinada a conocer las medidas que se han puesto en marcha en cada distrito para combatir la publicidad callejera de prostitución.

Foto: Ayuntamiento de Madrid