El domingo se cumplen catorce años de unos atentados que dejaron un balance de 191 personas fallecidas y 1.858 heridas, y centenares de familias madrileñas rotas. El 11 de marzo de 2004, un comando yihadista hizo estallar diez mochilas cargadas de explosivos en diferentes puntos de la línea de Cercanías C-2, que une Alcalá de Henares con Atocha y a diario toman miles de trabajadores. Tres de estos puntos fueron las estaciones de los barrios obreros de Santa Eugenia y El Pozo del Tío Raimundo y de Atocha.

Precisamente en este último lugar arrancarán los actos de homenaje a las víctimas y a sus familiares este domingo a las 10:00, a iniciativa de CCOO, UGT y la Unión de Actores y Actrices. Posteriormente, a las 11:30, tendrá lugar una ofrenda foral en la cercana calle Téllez, ante el lugar en el que hizo explosión uno de los trenes y junto al Polideportivo Daoíz y Velarde, espacio en el que se instaló uno de los hospitales de campaña. En el acto estarán presentes representantes de la Asociación Vecinal Los Pinos de Retiro Sur, que han apoyado a la Asociación 11M de Víctimas del Terrorismo en su demanda de remodelación de la parte de la calle Téllez que da a las vías de tren. En las vallas de este lugar, las familias de las víctimas colocan regularmente flores en su memoria y ya es hora de darle la dignidad que merece. A tal fin, han solicitado al Ayuntamiento la colocación de un monolito.

Por la tarde, a las 18:00, la asociación La Colmena de Santa Eugenia recordará a las 21 personas que perdieron la vida en la estación de tren de este barrio, frente a la escultura “Ilusión truncada”, que se encuentra junto a la parada de Cercanías. En la concentración actuará un grupo de música de cámara, y lo mismo sucederá a las 19:00 en la estación de El Pozo, donde los familiares de las víctimas serán recibidos y homenajeados por la asociación vecinal de la zona. En ambos actos estará presente el presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Quique Villalobos, que trasladará a los damnificados el cariño del movimiento vecinal de la región.

La concentración de El Pozo se realizará ante el monumento que fue diseñado por José María Pérez González, Peridis, a propuesta de las entidades ciudadanas. En este lugar, 68 personas fallecieron el 11 de marzo de 2004 como consecuencia de los atentados.

Los actos de El Pozo y Santa Eugenia tienen el apoyo de las juntas de distrito de Puente y Villa de Vallecas.

La FRAVM anima a las gentes de Madrid a asistir a los actos de homenaje en memoria de nuestros vecinos y vecinas fallecidos, consciente de que no podemos dejar que sus vidas truncadas caigan en el olvido.