La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, el director general de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Juan Van-Halen y el alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana han inaugurado esta mañana, acompañados por representantes de varias asociaciones vecinales, la Oficina Municipal de Rehabilitación dando así el pistoletazo de salida oficial al Plan de Rehabilitación de la ciudad, que se traducirá en el acondicionamiento de cerca de 13.000 viviendas de los barrios de Alcorcón Central, San José de Valderas y Campodón.

El plan, que se traducirá en la rehabilitación de aquellos inmuebles que necesiten trabajos de acondicionamiento para mejorar la accesibilidad, optimizar el consumo energético o solventar deficiencias derivadas de la antigüedad de los edificios, cuenta con una inversión de 43 millones de euros sufragado en un 50% por las administraciones central, regional y municipal (10 millones de euros proceden del Ministerio de Vivienda, 7 millones serán aportados por el Gobierno regional y 3,8 millones procederán de las arcas municipales). El resto del coste de las obras deberá ser sufragado por los propios vecinos.