El evento dará comienzo a las 18:00 y en él diversos exponentes de la Plataforma Otra Ley del Suelo es Posible presentarán las razones que les han impulsado a salir a la luz pública para tratar de frenar la aprobación de una norma que, a pesar de su trascendencia, se está gestando al margen de los vecinos y vecinas de la región. En el acto intervendrán diferentes cargos electos municipales y regionales, así como representantes de CCOO, UGT, Ecologistas en Acción y la federación de asociaciones vecinales.

La petición de Change, en la que de manera explícita se solicita al consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán Ojeda, que “paralice de manera inmediata los trabajos de la ponencia del Proyecto de Ley de Urbanismo y Suelo de la Comunidad de Madrid para que de forma participada con la ciudadanía, sindicatos, organizaciones ecologistas, vecinales y sociales, ayuntamientos, y representantes políticos en la Asamblea de Madrid, etc. acometa los trabajos de redacción de un nuevo anteproyecto de Ley”, puede ser apoyada a través del siguiente enlace:

Recordemos que en abril de 2017 el Gobierno de Cristina Cifuentes aprobó sin participación pública el Proyecto de Ley de Urbanismo y Suelo de la Comunidad de Madrid, un texto normativo que retrocede en aspectos ambientales, sociales y competencias públicas, no avanza en participación y consolida el urbanismo como una mera actividad económica en manos de la iniciativa privada. Debido a su carácter “antisocial”, en junio de ese año la FRAVM presentó un documento de 68 páginas de alegaciones al borrador, propuestas de modificación que han sido absolutamente ignoradas por el Ejecutivo autonómico.

Desde el pasado mes de noviembre se tramitan las enmiendas parciales a la ley en un proceso opaco, de espaldas a la ciudadanía. Además, tal y como sostiene la plataforma, “semana tras semana, el Partido Popular y Ciudadanos, sin justificación ni debate, rechazan las enmiendas presentadas por los Grupos Socialista y Podemos que podrían revertir las medidas más agresivas de la ley. Así, se reducen las cesiones para dotaciones públicas, se eliminan los suelos para viviendas públicas de protección, se desprotege el suelo protegido y el patrimonio cultural, etc.”

En definitiva, “a espaldas de la ciudadanía, se va gestando una nueva Ley del Suelo que antepone el beneficio y los intereses de sectores minoritarios al interés general de las personas y del medio ambiente”, sostiene la Plataforma Otra Ley del Suelo es Posible, en la que participan CCOO, UGT, la FRAVM, Ecologistas en Acción, PSOE-M, Podemos, IU y Equo.

En el siguiente enlace puedes consultar las 10 razones de la plataforma para oponerse a la Ley de Urbanismo y Suelo de Cifuentes.