“No ha sido un camino de rosas. En unos casos, hemos ido de la mano de las fuerzas políticas con representación municipal y en otras, los motivos de las movilizaciones han venido por la falta de sensibilidad política de los distintos gobiernos municipales. Nuestra asociación de vecinos ha sabido estar en ambos escenarios criticando la gestión cuando así lo considerábamos y sumando esfuerzos cuando la situación así lo exigía. Entendemos –añaden- que es un reconocimiento publico a lo que en realidad representan el conjunto de los movimientos sociales en una sociedad como la nuestra en la que cientos de personas trabajan de forma altruista en sus ratos libres por el bien de la población alcanzando mayores cotas de bienestar social Ya nadie se atreve a decir que el modelo de democracia institucional en la que los ciudadanos dan su voto cada cuatro años es la garantía de una sociedad democrática. La democracia en mayúsculas necesita de esa combinación de democracia participativa y democracia representativa”.

La Asociación de Vecinos El Polígono de Zarzaquemada inició su andadura en agosto de 1976. Poco después, en 1980, lograban movilizar a más de treinta mil personas a raíz de la explosión de las inhalaciones del gas que ocasionaron la muerte y lesiones a varios niños y vecinos al grito de “renovación total de la red”. A finales de los años 90, la empresa Gas Natural inicio la reconversión de las instalaciones de Gas Licuado Propano a Gas Natural. “Convocamos –narran los representantes de la entidad- asambleas a las que llegaron a acudir más de cuatro mil personas en el pabellón Europa, y manifestaciones en Madrid hasta conseguir que Gas Natural se hiciera cargo de la reconversión total de las instalaciones sin ningún coste para las vecinas y vecinos”.

En el capítulo de sanidad, en la década de los ochenta, la asociación consiguió, de la mano de otras entidades vecinales, sociales, sindicales y políticas la creación y puesta en marcha del hospital Severo Ochoa. “La creación de la red de centros de salud a partir del Decreto Ley de Estructuras Básicas de Salud en el año 1985 se inició con la convocatoria, junto con la A.V. San Nicasio, con la que hemos trabajado conjuntamente durante años, de un proceso asambleario en todos los barrios de Leganés. Ese trabajo perseverante en el tiempo, a veces difícil, dio sus frutos con la construcción de los nueve centros de Atención Primaria, que en la actualidad resultan insuficientes dado el crecimiento de la población. El envenenamiento por aceite de colza fue otra de nuestras luchas, contribuyendo a la creación de las asociaciones de afectados y mostrando nuestro apoyo a lo largo de esta lucha hoy no terminada”.

La A.V. El Polígono de Zarzaquemada no ha dejado ningún frente al descubierto. “En materia de transportes la lucha contra la subida de los precios y la mejora del servicio entre los años 1985 y 1989, la petición de creación de carriles bus y la mejora de la línea 5 de RENFE, nos llevaron a convocar decenas de asambleas y manifestaciones, así como recogidas de firmas, sentadas en las vías del tren, e intensas negociaciones con la dirección de cercanías de RENFE hasta conseguir la reforma de la estación de Zarzaquemada y el aumento de la frecuencia de los trenes”.

Además, la peatonalización de la calle Menéndez Pidal frente al proyecto de convertir esta vía en un paso rápido que sirviera de enlace con el futuro Parque Sur; la creación del paseo de la Solidaridad; la convocatoria de diferentes marchas a favor de los derechos de los inmigrantes, contra el racismo y por la integración social; la lucha contra la especulación del suelo y por la conquista de una vivienda digna, sobre todo para los más jóvenes; la constitución de la plataforma para reivindicar la instalación de la Universidad Carlos III en Leganés; el apoyo activo a otras asociaciones y colectivos; el apoyo al deporte de base; la organización de las fiestas de San Juan; las campañas de recogida de residuos sólidos urbanos; la participación en la Plataforma Contra la Tasa de la Basura hasta lograr una rebaja del 40%… han sembrado una trayectoria conquistada gracias al “esfuerzo militante de los vecinos más activos, que es nuestro valor más preciado, y lo que hace que no tengamos que estar condicionados a ninguna decisión externa de ningún grupo político”. ¡Felicidades!