En las elecciones municipales y autonómicas celebradas el pasado 27 de mayo, en los distritos de Puente y Villa de Vallecas, que suman más de 350.000 habitantes, ganaron los partidos que en esta legislatura serán oposición. El PSOE resultó ser la fuerza política más votada en ambos distritos. La suma de los votos de ese partido y los de IU superan con creces la mayoría absoluta, una tendencia que se viene manifestando de manera reiterada desde la reinstauración de la democracia. Las asociaciones de vecinos, históricamente, son partidarias de que las juntas municipales, previa modificación de la Ley Electoral, sean elegidas de manera directa por los vecinos y vecinas, como sucede en Barcelona, ciudad en la que el alcalde designa como presidente a un miembro de la corporación de la lista más votada de cada ámbito territorial.

A juicio de los representantes de la coordinadora de Vallecas y de la FRAVM, “una decisión como ésta fortalecería la confianza de los ciudadanos en los políticos al ver que, lejos de extraer de la ley ventajas de carácter partidista, respeta la voluntad popular”. En la carta han recordado al primer edil que Sarkozy no ha dudado en incorporar a su gobierno a miembros de otras fuerzas políticas, una medida que, de adoptar, sería “unánimemente aplaudida por la ciudadanía y aún más por los vecinos de los distritos afectados”.