La estación de Marqués de Vadillo de la línea 5 de metro permanece cerrada al público desde que el pasado 22 de mayo reventara un colector que no pudo absorber la lluvia caida ese día, que muchos recuerdan porque anegó sótanos, garajes y algunos túneles de la M-30. El cierre de la estación supone un importante trastorno para los 230.000 habitantes que viven en Carabanchel.

Tras varias semanas de espera en las que la única explicación facilitada por la Administración es un cartel que reza ‘cerrado por causas ajenas a Metro’, la Asociación Vecinal El Parque de Comillas se dirigió ayer por escrito tanto a la Consejería de Transportes como al Consorcio solicitando que ‘nos pongan un transporte alternativo de autobús que haga el mismo recorrido sin coste para los usuarios y usuarias hasta que arreglen el metro porque, además de tener que desplazarnos a Urgel caminando 10 minutos cuesta arriba o a Pirámides cruzando el Puente de Toledo y la M-30 estamos gastando dos bonos para hacer el mismo trayecto’.

Las portavoces de la asociación recuerdan asimismo a los responsables de Metro ‘que Marqués de Vadillo es una estación que habitualmente se inunda cuando llueve un poco fuerte. Con las obras de la M-30 ya hicimos alegaciones en el sentido de que arreglaran esta estación. Pero no nos hicieron caso, igual que no nos han hecho caso cuando hemos denunciado el mal funcionamiento de la línea 5, así que no es de extrañar que nos sintamos ninguneados por las Administraciones’.