En su último informe de evaluación, el Panel Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPPC) concluyó que las emisiones globales de gases de efecto invernadero continuarán creciendo durante las próximas décadas. Estas emisiones, constituidas principalmente por metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y dióxido de carbono (CO2), no sólo están acelerando el cambio climático y destruyendo los ecosistemas, sino que están aumentando de forma alarmante el número de enfermedades infecciosas. Tanto es así que, según un reciente estudio de la Comisión Europea, la contaminación provoca en España 16.000 muertes al año, tres veces más que los accidentes de tráfico y casi 11 veces más que los accidentes laborales.

Lejos de adoptar las medidas necesarias para reducir el impacto de la polución, las políticas promovidas por las administraciones madrileñas en materia de urbanismo, transporte público, movilidad, construcción de infraestructuras… elevan hasta índices alarmantes la polución en nuestra región. Ello motivó que el pasado mes de junio la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) pidiera al fiscal general de Medio Ambiente y Urbanismo que inicie las investigaciones necesarias para dilucidar la responsabilidad de las administraciones públicas por la falta de soluciones a la degradación de la contaminación atmosférica en la región.

En el marco de la Semana Europea de la Movilidad, que se celebra desde el 16 hasta el 22 de septiembre bajo el lema “Mejora el clima de tu ciudad”, asociaciones vecinales de los distritos de Tetuán, Fuencarral y Moncloa con el apoyo de la FRAVM, asociaciones de madres y padres de alumnos de ambos distritos y la Asociación Pedalibre organizaron una marcha en bicicleta que el pasado sábado 19 de septiembre comenzó a las 11 de la mañana del hospital La Paz y finalizó al mediodía en el parque Rodríguez Sahagún. Allí los organizadores sortearon una bicicleta entre todos los asistentes.

“Es necesario que el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno regional pongan en marcha las medidas necesarias para que las vecinas y vecinos podamos hacer uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo al coche sin que para ello nos tengamos que jugar la vida en una ciudad pensada, casi exclusivamente, para el vehículo privado”, subrayó Miguel Ángel Ordinas, miembro de la AV La Flor (Fuencarral) y de la comisión de Transportes de la FRAVM.