A pesar de haberlo solicitado con suficiente tiempo, el Ayuntamiento de Madrid negó su colaboración a la AV Carabanchel Alto en la realización de este evento alegando ‘falta de medios’. El contratiempo no desanimó a las 130 personas que recorrieron en bicicleta el barrio. Algunos de ellos llevaban carteles con leyendas como “Todo se lo queda el centro rico y a la periferia ¿qué le llega?”, “Sólo se acuerdan de nosotros para cobrar”, o “Gallardón, ¿Somos Madrid?”.

La fiesta contó con la participación de miembros del colectivo Bici-Crítica, que colaboraron en el buen funcionamiento de la marcha, así como de algunos vecinos de otros barrios.

La AV Carqabanchel Alto anuncia que dirigirá una carta al alcalde de Madrid para expresar su ‘protesta más enérgica’ por la decisión, que consideran ‘inadmisible’.