Estos grupos, entre los que se encuentran las asociaciones vecinales La Nueva Elipa y La Merced de Quintana, no entienden por qué la Delegación del Gobierno en Madrid ha vuelto a permitir, al igual que ocurriera en años anteriores, una manifestación de exaltación del fascismo por las calles del distrito. El acto, convocado por la llamada Juventud Patriota de Madrid, tiene el objetivo de conmemorar el 76º aniversario de Krasny Bor, batalla de la II Guerra Mundial que se produjo durante el sitio de Leningrado y en la que participaron voluntarios españoles de la División Azul, a las órdenes de Hitler.

“Cada febrero, grupos y personas de extrema derecha hacen una marcha desde el Metro Ascao hasta La Almudena para hacer un homenaje en el monumento a los caídos de la División Azul, situado en el interior del cementerio. Queremos denunciar el carácter xenófobo, racista, machista y homófobo de estas personas, asociaciones y colectivos que convocan”, puede leerse en la nota de los colectivos vecinales, que temen que se puedan producir problemas de orden público durante el acto. “Denunciamos la vulneración de derechos humanos que se produce cada vez que estos grupos salen a las calles y todos los problemas y altercados que puede suponer que las personas y colectivos neonazis y fascistas campen a sus anchas por las calles de nuestro barrio con una impunidad total”, indican.

“Es muy grave -continúan en su escrito- que las autoridades estatales, autonómicas y locales aprueben la realización de este tipo de marchas que vulneran la Ley de Memoria Histórica e incluso la ley constitucional, con sus gritos, cánticos y símbolos fascistas”.

“Por eso las y los que luchamos por un barrio diverso, en el que la solidaridad, el feminismo y el apoyo mutuo entre vecinos y vecinas sean los pilares fundamentales, nos oponemos y condenamos rotundamente esta marcha”, concluyen en su escrito la AV La Nueva Elipa, la AV La Merced de Quintana, el Colectivo Apoyo Mutuo Ciudad Lineal, el Colectivo Feminista Trece Espinas, la Asamblea Antifascista de Ciudad Lineal y el Colectivo Cajón Desastre.

Imagen: @chamberienlucha