La situación es tan preocupante y colea desde hace tanto tiempo que los vecinos, que llevan semanas movilizándose para que los inmuebles no se vendan a empresas privadas, estudian “iniciar un procedimiento contra la administración local en base a los desperfectos y a los servicios que se están pagando y no cumplen, como son el servicio de conserjería, jardinería, puertas de garaje y en general las cuentas de la administración de las cuatro promociones”. Por citar algunos ejemplos, en el número 16 de la calle Pintor de Ignacio de Zuloaga (Sanchinarro) el suelo de los trasteros ha cedido unos centímetros tras detectarse algunas grietas y muchas de las ventanas que dan al exterior no cierran adecuadamente, hasta el punto de que “cuando llueve, el agua empapa las habitaciones, algo que sucede en toda la promoción de Sanchinarro”, indican los afectados. En la promoción de Vallecas, los vecinos denuncian que “las losetas del suelo de las zonas comunes están levantadas, lo que provoca las caídas de los niños” y en Pavones “la puerta del garaje nunca ha funcionado”. Además, es frecuente encontrar grietas y desconchones en los techos de los garajes de las cuatro promociones.

Anterioridad ante el registro de la EMVS, sin que hasta la fecha se haya actuado para subsanarlos”. Y, a tenor de sus últimas respuestas, no parece que tenga intención de hacerlo. “Desde la EMVS, la posición ante estas irregularidades ha sido que el nuevo propietario se encargaría de subsanar los desperfectos, aunque estos fuesen anteriores a la adjudicación”, sostienen.

Ante la inacción del Consistorio, los afectados presentaron hace dos semanas una denuncia ante la Comunidad de Madrid, la cual “nos ha manifestado la intención de trasladar cada una de las irregularidades a sus correspondientes departamentos para gestionar a la mayor brevedad posible las acciones a tomar y depurar responsabilidades con el propietario de las promociones”.

Recordemos que el pasado 3 de agosto, las 630 familias adjudicatarias de una vivienda de protección oficial en régimen de alquiler de las promociones citadas recibieron una carta de la empresa dependiente del Ayuntamiento madrileño en la que se les anunciaba la inminente subasta de sus viviendas. A partir del próximo 13 de septiembre, los promotores privados y los fondos de inversión inmobiliaria interesados en adquirir las viviendas podrán así presentar sus ofertas de compra, un hecho que los inquilinos tratan de frenar usando todos los cauces legales que tienen a su alcance. En este marco, mañana se reunirán con responsables del Ministerio de la Vivienda y de la propia EMVS y el viernes han convocado una concentración ante el Consistorio, en la calle Montalbán, que comenzará a las 19h.