Tras el encuentro que mantuvieron el pasado 12 de febrero con el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, las asociaciones vecinales continúan su ofensiva contra las fiestas ilegales en viviendas y locales, un fenómeno que no solo está generando graves problemas de convivencia sino también de seguridad sanitaria. Así, esta mañana, Víctor Rey, de la Asociación Vecinal de Sol y Barrio de Las Letras, Manuel Osuna, de la Asociación Vecinal La Corrala de Lavapiés y Jordi Gordon, de la Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad, han registrado en la Comisaría de Policía de la calle Leganitos una denuncia contra 36 pisos turísticos por organizar este tipo de eventos. Los inmuebles se encuentran en 11 edificios de los barrios de Letras, Sol, Embajadores y La Latina, y sirven de pequeño ejemplo de un problema cada vez más común no solo en el distrito Centro sino en otros muy afectados por la turistificación, como Chamberí o Retiro. Desde finales del pasado mes de diciembre, las asociaciones vecinales han contabilizado la celebración de 115 fiestas ilegales en VUT.

Los delegados vecinales han estado acompañados por Quique Villalobos, presidente de la FRAVM y su nueva acción se inscribe en el marco una campaña vecinal que busca poner coto a unas prácticas que, con la connivencia de los propietarios de los pisos, están generando mucha inquietud, al convertirse en peligrosos focos de contagio de la Covid-19. Para Villalobos, “esta situación no es nueva; los vecinos de algunos barrios llevan años aguantándola, pero ahora es mucho más grave porque supone un problema de salud pública. Y la relajación de las medidas sanitarias y la reproducción de ciertos mensajes no ayuda nada; es increíble que se venda la capital como un lugar lugar para hacer fiesta, donde todo parece permitido, como si estuviésemos en los locos años 20 o en los mejores momentos de la movida madrileña”.

“Este problema debería haberse resuelto hace tiempo y ahora se ha agravado. Hay una dejación de funciones por parte de la Comunidad y Ayuntamiento”, ha indicado Víctor Rey tras presentar la denuncia. Reunión de la FRAVM con el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid

A renglón seguido, los representantes vecinales se han reunido con Enrique López y su equipo en la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid con el fin de pedirle soluciones y una mayor coordinación con las administraciones local y central. Durante el encuentro, el consejero ha mostrado su intención de reunirse con la juez decana de Madrid para que los jueces de guardia de lo Contencioso Administrativo faciliten a la policía su intervención en las fiestas ilegales.